Norcorea y Honduras: dos varas de medir

rpdc

Han sucedido las cosas tal como yo suponía. La prensa corporativa neoliberal ha vuelto a poner de manifiesto que el deporte y la política deben unirse y separarse en función de la rentabilidad más abyecta y no según los intereses populares.

Libertad Digital Deportes se hacía eco el pasado día 18 de este mes de una “noticia” publicada por el diario deportivo As, que a su vez se remitía a la publicación italiana La Stampa.

Se trataba de echar más leña al fuego a la mala publicidad que se le hace a la República Democrática Popular de Corea, especialmente desde marzo de este año.

Se dice de la selección de fútbol de este país asiático que juega estos días en Sudáfrica que es propia de un Estado “totalitario y estalinista”(demagogia necia y de mercadillo), que se caracteriza por su excesivo y obsesivo “hermetismo” y que de dicho equipo habrían “desertado” algunos de sus jugadores.

No se aclara que Corea Popular se halla en permanente estado de guerra por culpa del gobierno yanqui, el cual se niega a firmar con Pyongyang un tratado de paz desde 1953.

A continuación se destacaba que la propia FIFA había desmentido tales rumores, que para un servidor constituyen mala baba disfrazada de rigor periodístico. Ninguna prueba aportaban los calumniadores italiano y español que diese crédito a lo que difundían.

La selección norcoreana es especialmente buena en las competiciones internacionales, goza de mucho cariño en su tierra y entre sus gentes y no se mueve por la avaricia ni nada que se asemeje al merchandising de casi todo el resto del mundo del balompié(España, de forma destacada, se sabe ya). Alejandro Cao de Benós ampliaría estas datos mejor que yo y que nadie, por lo que no me extenderé más sobre el particular por el momento.

Sábado por la tarde, día 19. Boletín informativo de Telecinco(sí, le ha vuelto a tocar la bronca). Bodorrio de la princesa Victoria de Suecia, mitin del PP en Cataluña, funeral(esto sí es relevante) por el gran Saramago, que en paz descanse, un desfile de moda infantil…y antes de pasar a lo que los redactores del espacio consideran importantísimo, esto es, la primera revista impresa en España con pantallita de plasma incorporada para ver anuncios comerciales, empieza el siempre largo apartado deportivo. Preocupados como están algunos(yo no, desde luego) por el resultado del partido hispano-hondureño del próximo lunes, hemos visto un minirreportaje acerca de la alimentación de los conjuntos que van a competir entre sí el día 21.

Al llegar el momento de hablar del país centroamericano, todo han sido comentarios desenfadados, simpáticos, sobre un cantante de Honduras llamado(si no me equivoco) John H, sobre los pasteles de queso, sobre el entusiasmo de la hinchada y su recuerdo de un enfrentamiento futbolístico similar hace casi tres décadas, etc. El corresponsal en África no ha perdido ni por un segundo la sonrisa al comentar las comparaciones entre lo que se zampan unos y otros para mantenerse en forma.

Lo verdaderamente luctuoso del trivial reportaje ha sido el sello en los labios antes que encarar la terrible situación en que malvive el pueblo hondureño desde junio de 2009. Nada se ha hablado del asesinato sistemático de periodistas, de la lucha por parte de la Resistencia, de la villanía del lobo feroz Porfirio(más odioso que su homónimo mexicano de otro siglo) y de lo poco destacable que debe de ser para la mayoría de la población hondureña en estos momentos una Copa Mundial de Fútbol. Me quedo corto con mis palabras, pero algo tenía que decir para no reventar de indignación. Vuelvo al comienzo de esta reflexión.

Estaba seguro de que sucedería esto. Nuevamente dos varas de medir. Socialismo y capitalismo imperialista opuestos e irreconciliables. Nuestra gran prensa no se para a disimular. Difamación para los más dignos, gloria para los regímenes desalmados. El deporte, para unos negocio, para otros virtud , se mezcla con la política bien para perfumar estiércol, bien para defecar sobre lo que exhala orgullo sano y decencia.

¡Cuánto de Corea del Norte seguirá desconociéndose!

¡Cuánto de Honduras querrán seguir expropiando al conocimiento masivo!

Continuemos denunciando. Todos los explotados no piensan ni pensarán como sus explotadores.

¡Viva la verdad!

Anuncios

2 comentarios en “Norcorea y Honduras: dos varas de medir

  1. >Bueno, yo es que directamente no veo la tele desde hace ya bastante tiempo, y telecinco… uggh! En cuanto a Corea del Norte, para ser suaves te diría que es mi segunda opción de no-vacaciones, tras Afganistán. Te recomiendo un cómic muy divertido que leí hace tiempo: "Pyonyang", de Guy Delisle.Saludos!

  2. >Amigo mío, no te guíes por los cómics para hurgar en la realidad de los pueblos. Si no, te darán con frecuencia gato por liebre. No vayas a Corea del Norte, si no quieres, pero ya quisieran en Afganistán tener la paz social de la RPDC. Y no es la paz de los cementerios precisamente. Mis saludos más cordiales para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s