146784_cartaz_asemblea_batasuna
Casi siempre que escribo un artículo es porque hago un descubrimiento fortuito. Parece como si olfatease, intuyese el estiércol, bien a través de la pantalla, bien sobre el papel escrito.
Sin que buscase yo nada en particular, he dado con el boletín vespertino de noticias de la cadena La Sexta.
Alrededor de las 20:15 horas he soportado a muy duras penas cómo la propaganda uni/bipartidista a la española ha entrenado a los grandes medios para que éstos sean sus fieles perros guardianes.
Acerca del proceso de paz en Euskadi, Falsimedia ha hablado tímidamente en los últimos días(unos cuantos ya).
 Pero en la tarde de este día 20 de septiembre, los ladridos y la hidrofóbica baba se han dejado sentir con todo el furor y la desesperación que conllevan.
1.- Nos aseguran que ETA es ridícula, no tiene credibilidad, no aporta nada nuevo y no es escuchada por ninguna persona sensata.
2.- Todas las fuerzas políticas “democráticas” se mueven con cautela. El mensaje de la organización armada(aunque siempre dicen “banda terrorista”) es “insuficiente” y, por lo que parece, no propone un alto el fuego permanente ni una salida justa y pacífica al conflicto de Euskal Herria.
3.- La izquierda “radical” abertzale no es dueña de un discurso bien estructurado. Incluso han cortado las palabras de un dirigente independentista vasco.
Los gritos de protesta por las detenciones de la  gente de Ekin son “alaridos” que no inmutan a nadie, porque los que alzan sus voces y denuncian la fascista represión son del “entorno proetarra”. No merecen defensa, comprensión ni mucho menos piedad. Quedan situados al nivel de la escoria.
4.- No ha habido repercusión internacional de los  comunicados de Euskadi Ta Askatasuna. Europa y el resto del mundo consideran los pasos dados como una farsa o una carnavalada.
No se admiten mediadores, la razón la tiene siempre el Gobierno español y es éste el que posee la última palabra.
Los irlandeses sobran, Bruselas desprecia cualquier ronda de negociaciones ofertada, Desmond Tutu no pinta nada y el problema vasco, en definitiva, solamente se resuelve con palos y más palos.
5.- Zapatero , Rajoy, Patxi López,… sólo quieren una cosa. No nos dejan escuchar los mensajes completamente pero todos hablan de “decepción”, de algo “inaceptable”, de “malas y oscuras intenciones”.
La imagen y el comentario últimos ponían al breve pero vilipendioso reportaje el peor broche final concebible.
Un pistolero etarra hacía prácticas de tiro contra el parabrisas de un vehículo. La voz en off, con ánimo de devorar nuestros cerebros, aseveraba que el único lenguaje que ETA entiende es el del “pim, pam, pum, fuego”.
Realmente, y no necesito extenderme más, para nuestros periodistas mercenarios la voz del pueblo no es la voz de Dios, porque ellos se creen dioses y el pueblo no es digno de rebasar los límites de la pasividad.
Alfonso Sastre está en lo cierto. La paz es subversiva. La paz aterroriza.
Pero terror siente quien no quiere que las masas disipen las brumas que los secuestradores del diálogo formaron.
Ya ven. El patio está como para hacerle ascos a la contrainformación.
Anuncios