Por lo que se ve, el hecho criminal cometido el viernes en Damasco no afecta para nada a la pandilla del PPSOEZ, Urticaria, Pedos y Diarrea (UPyD), Izquierda Hundida y otros.

Será porque Arabia Saudí es un modelo de “democracia” del que deberían aprender las “tiranías” de Oriente Medio que son laicas, progresistas y nada amistosas con el sionismo.

El rebaño de politicastros “patrios” acata sin decir ni mu lo que la mafia washingtoniana le dicta. Y es que debe de ser muy duro eso de temer que te expulsen del club de los miembros de la “comunidad internacional”.

He aquí una noticia de Insurgente.org, del sábado 17, que puede cortar digestiones.

 

Un terrible atentado sacudió hace unas horas Damasco, la capital de Siria. Hay 27 muertos y más de 100 heridos, pero los principales partidos políticos españoles han guardado un silencio que los ubica exactamente en el lugar en el que se encuentran: al servicio del imperialismo y de su brazo ejecutor la OTAN. La no condena puede interpretarse como un apoyo explícito a la masacre, y que esta acción puede servir para acabar con el gobierno sirio y que Israel, EE.UU y la U.E impongan, por fin, lo que ellos entienden por democracia: un sistema que perpetúa el robo y la explotación. Lo que sucede en Siria, como antes en Libia, nos alerta de la necesidad de construir una izquierda revolucionaria que no tema a los editoriales de la prensa del régimen y que sepa con exactitud las pretensiones del capitalismo y sus instrumentos de dominación. Escuchar y ver a los dirigentes del PSOE e IU al tratar el tema sirio nos hace anhelar a los países del ALBA que, desde el principio, tuvieron claro qué ocurría en Libia y quiénes son los terroristas en Siria.

El PSOE presentará una iniciativa parlamentaria en el Congreso de los Diputados para pedir formalmente la expulsión del embajador sirio en España, según han informado a Europa Press fuentes del partido. En palabras de la vicesecretaria general, Elena Valenciano, la expulsión sería un “gesto de rechazo y condena” a la situación que vive el país.

Los socialistas pueden presentar una Proposición no de Ley (PNL) que se debatiría en el Pleno del Congreso el martes 27 de marzo –la próxima semana no hay pleno por las elecciones andaluzas y asturianas del 25– o interpelar al Gobierno el miércoles del 28 y someter a votación la moción resultante el 10 de abril. Otra posibilidad sería una PNL en la Comisión de Exteriores, pero tampoco podría debatirse antes de la semana del 27 de marzo.

Para los socialistas, sería conveniente incluso que todos los países de la UE expulsasen también a los respectivos embajadores sirios, “ya que una acción coordinada enviaría al pueblo sirio un mensaje de que Europa les apoya en su lucha por la libertad y está dispuesta a proteger sus vidas y sus derechos”, según ha dicho Valenciano en un comunicado.

Un año después del inicio de las protestas contra Bachar el Assad, el PSOE ha subrayado que el pueblo sirio “no puede esperar más” y es necesario “detener de forma inmediata la masacre”, hacer que se cumplan los convenios internacionales y aplicar el principio de la responsabilidad de proteger.  Valenciano ha advertido de que, además de grave, es “vergonzoso” que la división de la comunidad internacional esté impidiendo que el Consejo de Seguridad de la ONU tome decisiones porque, en la práctica, esta “inacción” le está haciendo un “auténtico favor a Bachar el Assad y a su campaña criminal”.

Por eso, ha instado a la ONU a “insistir en la búsqueda de una resolución del Consejo de Seguridad para una intervención humanitaria que permita detener el baño de sangre inocente”.  El PSOE ha subrayado la necesidad de que de que el Ejército sirio “se retire de las ciudades sitiadas, que el Assad entregue el poder para permitir que se abra un proceso de diálogo y transición pacífica en el país” y, además, que se investiguen las “graves violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de el Assad, que debería responder por ellas ante el Tribunal Penal Internacional”.

El portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, José María Beneyto, señaló hoy que le parece “un poco exagerado” e “ineficaz” expulsar de España al embajador sirio, como propuso el PSOE.

En declaraciones a Servimedia, Beneyto indicó que la propuesta del PSOE, formulada este jueves a través de una nota de prensa, apela a los “sentimientos inmediatos” por la crudeza de las noticias de atrocidades y las imágenes que llegan del conflicto en Siria.

Sin embargo, rechazó cualquier iniciativa que suponga “cortar puentes” para influir en favor de una negociación y, en particular, la expulsión del embajador, aparte de tener “una eficacia muy escasa”, sólo le parecería justificada si se le declarara “persona non grata” o si España no reconociera al Gobierno sirio.

En opinión de Beneyto, lo único que puede hacer España es apoyar el agotamiento de todas las vías diplomáticas, en particular las mediaciones del ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, y de la Liga Árabe, para sentar a las dos partes en una mesa de negociación, con el objeto de evitar la guerra civil.

Mientras se llega a ese escenario, el portavoz popular cree que habría que insistir en las vías diplomáticas con el objeto de presionar al Gobierno de Bachar Al Asad para que abra canales por donde entre la ayuda humanitaria.

Por el contrario, le parece erróneo tomar partido por una de ellas “de una manera tan clara” por uno de los bandos en conflicto, ni perder de vista la extraordinaria complejidad de etnias y grupos políticos y religiosos en liza.

Anuncios