¿Será cierto, tal como sostienen algunos expertos analistas, que Israel está resuelto a cometer un genocidio al más puro estilo nazifascista contra el pueblo palestino concentrado o hacinado en la vulnerable y acosada Franja de Gaza?

Después de leer las noticias en los grandes medios de comunicación hegemónicos, uno observa que, al igual que siempre, sin apenas excepciones, las líneas editoriales se posicionan casi incondicionalmente al lado del criminal sionismo para intentar justificar una nueva oleada de violencia desproporcionada contra una gente que defiende sus derechos, su supervivencia y su legítima aspiración a ocupar en unas tierras, y en la misma Historia, un puesto que en justicia les pertenece.

La prensa corporativa proimperialista dominante vuelve a crear una matriz de opinión favorable a nuevas agresiones contra los gazatíes bajo el manido pretexto de la defensa israelí de ataques “indiscriminados” con “terribles” cohetes. Se repite, por consiguiente, el guión escrito y ejecutado en la misma área entre finales de 2008 y principios de 2009. Retorna la preparación psicológica de las masas que pudiera servir para otra operación “Plomo Fundido”.

Los villanos serán presentados como héroes, mientras que los perseverantes luchadores contra la opresión serán calificados como terroristas salvajes negados a diálogos y negociaciones. De nuevo urge preguntarse: ¿quiénes arrojaron la primera piedra?, para después, con un mínimo de sentido común, responder a ello sin gran dificultad.

Como corolarios de toda esta ofensiva militar y mediática están el conflicto sirio y la cuestión pendiente de la recuperación por parte de la R.A.S. de las Alturas del Golán, zona que está ahora en boca de muchos por un obús que bien podría haber sido lanzado por los mercenarios desestabilizadores de Siria para criminalizar al Ejército de dicha nación árabe. Lo de la entrada en territorio israelí de carros de combate sirios hace muy poco formaría parte de la propia estrategia contra Damasco.

Parece que la entidad israelí se siente muy confiada tras la nueva victoria de Obama en USA, y quiere aprovechar su buena racha para calentar aún más el Medio Oriente, de cara a una pretendida consolidación del poder sionista en la región.

No resulta poco aventurado prever un futuro en la zona con un Estado palestino independiente y un Israel tranquilo y conforme con una situación basada en la paz y la concordia con vecinos contrarios a la continuidad del papel principal de gendarme que sigue desempeñando Tel Aviv en Oriente Medio.

Y no menos insensato sería plantear la existencia de un Israel sin prejuicios judaístas y enemigo de cualquier tipo de discriminación por razón de origen étnico y religioso.

Veremos en los próximos días las reacciones, o más reacciones, de “la comunidad internacional”, así como la de la mayor parte de los países del mundo que sí merecerían, sin entrecomillados, gozar de esa consideración.

Dejo resumidas desde este momento las noticias más relevantes en torno a los acontecimientos de los que acabo de hacer una introducción. Las fuentes más consultadas han sido la agencia EFE, la web Palestinalibre.org, Hispantv.com y Europa Press. Ustedes solos sabrán distinguir dónde empieza la manipulación y dónde acaba la honestidad.

Un total de 29 niños palestinos han sido trasladados al hospital del desierto del Negev, en el sur de los territorios ocupados palestinos, luego de que las fuerzas israelíes hayan asaltado una escuela.

El incidente se produjo la madrugada del lunes en la aldea beduina de Bir Hadaj, afirmó el Presidente del Consejo local, Salman Abu Hamid.

“Las fuerzas del Ministerio del Interior del régimen israelí, junto con la Policía (…), entraron en la aldea para distribuir las órdenes de demolición de viviendas, hecho que dio lugar a enfrentamientos y lanzamiento de piedras”, precisó Abu Hamid.

La Policía lanzó balas de goma y gases lacrimógenos durante su arremetida contra el centro de estudios, añadió la misma fuente, al tiempo de informar que la edad de los niños oscilaba entre los 8 y los 12 años de edad.

Una portavoz del hospital de Soroka en Beersheba, en el sur de los territorios palestinos, confirmó el ingreso de 29 alumnos por “inhalación de gases lacrimógenos”. También señaló que los niños fueron dados de alta después de recibir el tratamiento necesario.

Varias facciones armadas palestinas de Gaza, encabezadas por el movimiento islamista Hamás, se mostraron dispuestas a cesar el lanzamiento de cohetes hacia Israel si el Ejército israelí pone fin a sus ataques a la Franja.

El anuncio se produjo tras una reunión de urgencia de las facciones en Gaza -convocadas por Hamás- después de que Israel advirtiese de que intensificaría sus operaciones contra la franja si continuase el lanzamiento de cohetes, que se ha multiplicado desde el pasado sábado.

“La respuesta de la resistencia depende de la extensión de la agresión israelí a nuestro pueblo”, señala un comunicado difundido por los grupos armados tras la reunión y leído en una conferencia de prensa por Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás en Gaza.

El comunicado hace responsable a Israel de la escalada de violencia desde el pasado sábado, en la que han muerto dos milicianos y cuatro civiles palestinos y más de un centenar de cohetes y morteros han caído en el sur de Israel causando varios heridos.

Por su parte, Talal Abu Zarifa, dirigente del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) indicó a los periodistas que los líderes de las facciones se mostraron de acuerdo en evitar a los palestinos más pérdidas de vidas humanas y daños.

“La reunión mostró un acuerdo en impedir pérdidas y daños y en el principio de responder y confrontar las violaciones israelíes”, dijo Abu Zarifa. Asimismo, señaló que los líderes acordaron que cualquier tregua debe incluir el fin del bloqueo y los ataques militares sobre Gaza y que “la resistencia palestina tiene el derecho de responder a cualquier violación israelí”.

El acuerdo de las facciones armadas de Gaza se produce después de que el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtiese hoy en un encuentro con los embajadores acreditados en Israel que su país hará “todo lo que sea necesario” para parar la escalada de lanzamiento de cohetes desde la franja de Gaza.

Fawzi Barhum, portavoz del Gobierno de Hamás en Gaza, aseguró en un comunicado que “Israel es responsable de la escalada de violencia y de llevar a cabo ataques contra civiles”. El portavoz instó también a la comunidad internacional y, en particular, al mundo árabe a que “impida a Israel atacar y matar a palestinos en Gaza”.

El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por su parte, advirtió de que Israel está preparada para “intensificar su respuesta” en Gaza. “El mundo debe entender que Israel no se quedará de brazos cruzados frente a los intentos de atacarnos. Estamos preparados para intensificar nuestra respuesta”, aseguró el Jefe del Gobierno al comienzo de la reunión semanal del Consejo de Ministros. La última escalada de violencia en la zona tuvo lugar hace apenas dos semanas, a finales del pasado mes de octubre.

Fuerzas de Israel realizaron el pasado domingo “disparos de advertencia” contra territorio de Siria después de la explosión de un proyectil de mortero en los Altos del Golán, en lo que se trataría de la primera acción armada israelí contra el país árabe desde la guerra de 1973, según informaron fuentes militares.

El Ejército israelí confirmó que el proyectil “procede del conflicto sirio” e informó de que no se tiene constancia de víctimas ni daños materiales por la explosión. “En respuesta, los soldados israelíes realizaron disparos de advertencia hacia zonas sirias”, según el comunicado publicado tras el incidente en el blog oficial del Ejército israelí.

Como ya hiciera la semana pasada tras la incursión de tres tanques sirios en su territorio, el Ejército israelí ha presentado una queja a las fuerzas de Naciones Unidas que operan en la zona, que Israel ocupa desde 1967.