disturbios en mexico

La manifestación contra Enrique Peña Nieto en México ha derivado en fuertes disturbios en los aledaños del Congreso mexicano entre manifestantes. Los enfrentamientos, producidos horas antes del acto de investidura del presidente del país, han dejado un manifestante herido grave y otros 20 leves, tres de los cuales tuvieron que ser trasladados a hospitales.

Pese a que el diputado de izquierdas Ricardo Monreal denunció, en la sesión del Congreso, que el herido grave, Carlos Valdivia había muerto, tanto el movimiento “Yo soy 132” que ha convocado la protesta, como otras fuentes oficiales consultadas han desmentido tal extremo.

Decenas de integrantes de ese movimiento estudiantil, que surgió en mayo pasado para exigir equilibrio informativo en la campaña electoral mexicana, lanzaron petardos y piedras y derribaron vallas metálicas instaladas para proteger el Palacio de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados. Los miembros de la Policía Federal y del cuerpo antimotines de la capital mexicana no dudaron en cargar, y respondieron con gases lacrimógenos, restablecieron las vallas e impidieron el paso de los manifestantes.

El operativo de seguridad fue reforzado para contener las protestas de los jóvenes, que consideran a Peña Nieto un Presidente no legítimo e impuesto por la cadena Televisa, a escasas horas de que inicie la solemne sesión de investidura en el Legislativo.

A los estudiantes se han unido grupos de maestros, mientras que en otros puntos de la ciudad protestarán el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que quedó en segundo lugar en los comicios del 1 de julio pasado y no reconoció el triunfo de Peña Nieto tras denunciar irregularidades en el proceso electoral, incluida la supuesta compra masiva de votos.

Peña Nieto asumió la Presidencia en un acto celebrado en el Palacio Nacional, en el que el mandatario saliente Felipe Calderón le entregó la bandera del país. Después del breve acto, el político del PRI tomó el juramento de los miembros de su gabinete de seguridad, y celebró el fin de “una transición gubernamental ordenada, legal y transparente”.

(Fuentes: las principales agencias de prensa)

Anuncios