403382_412353592169000_1848115425_n

El Revolucionario Escarlata, por puro afán de divulgación, ha decidido reproducir en este blog un texto que separa la narración de un hecho contrastado con la valoración personal del autor de la entrada originaria, quien administra la web periodística alternativa Tribulaciones Metapolíticas.

Los gusanos que lideran Hamas han dejado caer las máscaras: es más que evidente que a Khaled Meshaal la entidad sionista le ha permitido regresar a Gaza a cambio de su traición a Siria, cometida hace ya meses.

Así es cómo este miserable Judas, que fue acogido como exiliado en Damasco, paga el apoyo (financiero, logístico y armamentístico, y no sólo “de boquilla”) que durante años le prestó el Gobierno sirio a su organización, y cómo la facción sectaria de Hamas recompensa al único Gobierno árabe que sigue apoyando a la Resistencia palestina.

Los sectarios son ahora la mayoría, y han acabado haciéndose con el poder tras liquidar en sus purgas internas -en fraterna colaboración con el Mossad – a varios de sus comandantes militares partidarios de mantener sólido el Eje de la Resistencia, que no se dejaron seducir ni por fanatismos de la fitna sectaria ni por petrodólares: desde Mahmud al-Mabhou asesinado en Dubai hasta el último de ellos, Ahmed Jabari hace unas semanas, cuyo coche pudo ser rastreado por el ejército de ocupación sionista gracias a la colaboración del emir de Qatar, según apunta Press TV.

Hamas abandona a Siria, apoya explícitamente y sin tapujos a los terroristas a sueldo de las petromonarquías y de la OTAN que están hundiendo al país, y corre a los brazos de Turquía, Arabia Saudí, Qatar (máximos aliados de USrael en la zona) y el salafismo kosher de sus patrones los Hermanos Musulmanes “mursianos”.

522605_389116491170404_1277701354_n

En la foto superior se puede observar a Israil Haniyestein y Khaled “Judas” Meshalowitz, exponentes y fieles difusores del sionismo con make up “islámico”, izando (además de la egipcia) las banderas de las ratas libias (homenajeando así a sus amigos de Al Qaeda Belhadj & co.) y del emirato USraeliano de Qatar.

La retórica “antisionista” de Erdogan, Mursi, Haniye o Meshaal es puro cuento que a estas alturas sólo los muy incautos o los directamente malintencionados pueden tomarse en serio.

Con su traición a Siria, su distanciamiento de Hezbollah y de Irán (los “rebeldes” sectarios queman banderas del movimiento chií libanés, de la República Islámica persa y fotografías de Nasrallah) y su alianza con la OTAN (Turquía); también han traicionado a Palestina y a toda la Resistencia antisionista, a cambio de no se sabe aún muy bien qué, probablemente de un emirato islamista en Gaza, o de un “Estado palestino” títere en Jordania; alguna “alternativa” que a corto plazo no perturbe los planes mesiánicos de los talmúdicos arquitectos del “Eretz Israel“.

En el siguiente video, y en la misma celebración, con el trapo colonial francés de la “revolución” wahhabita en Siria aparecen los personajes retratados y mencionados en la fotografía anterior:

Anuncios