reclamo popular por encarcelados en caso de curuguaty

El Frente Guasu, coalición de partidos y organizaciones sociales de Paraguay, cuestionó este lunes el informe presentado en la víspera por la Fiscalía y acusó a la instancia judicial de encubrir a los “verdaderos” responsables de la matanza de Curuguaty, ocurrida en junio pasado.

Durante un conferencia de prensa el candidato a la Presidencia paraguaya por el Frente Guasu, Aníbal Carrillo, expresó que “el informe de la Fiscalía es carente de toda seriedad e imparcialidad. La Fiscalía es parcial y manifiesta”.

Carrillo advirtió que con la acusación de 14 campesinos -nueve de ellos por homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmuebles- se abren las puertas para una ruptura de la convivencia democrática.

“La convivencia democrática y pacífica se verá en serio riesgo por la desconfianza y descrédito hacia la Fiscalía y el Poder Judicial”, agregó.

El dirigente calificó a los fiscales como “cómplices” de los responsables de la masacre al encubrirlos. En ese sentido, rechazó las pruebas presentadas para vincular a los actuales procesados por los hechos.

El Frente Guasu, según acotó, sostiene que la matanza se originó por la intervención de fuerzas externas a los campesinos, “nuestro elemento más fuerte es que acá hubo francotiradores instalados apuntando a una conspiración con miras al derribo del Gobierno de (Fernando) Lugo”.

También cuestionó que el Ministerio Público no haya tenido en cuenta el informe paralelo presentado por la Plataforma de Estudios e Investigación de Conflictos Campesinos (Peicc) y de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy).

En la jornada del domingo la Fiscalía paraguaya acusó de homicidio a los labriegos Rubén Villalba, Felipe Martínez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, María Fanny Olmedo y Dolores Peralta.

Entre tanto, otros cinco campesinos fueron responsabilizados de frustración a la ejecución penal, asociación criminal, invasión de inmueble y tentativa de homicidio doloso.

La matanza de Curuguaty, localidad del departamento de Canindeyú (este), ocurrió el 15 de junio pasado durante un operativo de desalojo de una hacienda, en el que se produjo un enfrentamiento que dejó 17 muertos, entre ellos funcionarios de la policía, y 20 heridos.

La responsabilidad de lo ocurrido fue atribuido a priori al ex Presidente Fernando Lugo por la oposición del país, y usado como argumento para el juicio en el Congreso del país que terminó en su destitución y posterior designación de Federico Franco como gobernante de la nación.

(Fuentes: ÚltimaHora.com y abc.com.py)

frente guasu-paraguay

Anuncios