consumo marihuana-uruguay

pepe mujica

El Presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, hizo un llamado este jueves para frenar el proyecto de ley con el que se buscaba legalizar la compraventa de marihuana y hacer del Estado su único gestor.

En declaraciones a la televisión uruguaya, Mujica, quien impulsó la iniciativa, reconoció que la sociedad uruguaya aún “no está madura” para un proyecto de este tipo, por lo que pidió que el mismo no sea (por ahora) votado en el Congreso.

“No me voten una Ley porque tienen una mayoría en el Parlamento. La mayoría tiene que estar en la calle y la gente tiene que entender que a los tiros y metiendo gente en cana (prisión) lo que hacemos es regalarle un mercado al narcotráfico”, dijo el Jefe de Estado.

El gobernante hizo estas declaraciones luego de se difundiera una encuesta en la que se señalaba que el 64 por ciento de los uruguayos está en contra del proyecto, y en ese sentido, apostó por profundizar el debate público sobre la legalización de la marihuana.

“Me interesa que la gente piense y de repente la gente capaz arrima soluciones mejores a las que uno plantea (…) Ojalá el pueblo al final entienda que estamos en una guerra y que esta (la iniciativa) es una artillería que no jode a nadie”, aseveró.

Como complemento a las declaraciones, el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP), Aníbal Pereyra, expresó que la decisión de echar para atrás el proyecto “fue en coordinación con el Presidente por entender que no había las condiciones para acelerar y votarlo como otros proyectos”.

Pese a esto, Pereyra indicó que “el tema no se retira de la agenda parlamentaria“, puesto que lo que se espera, luego de profundizar el debate, es introducir modificaciones y luego, cuando sea más aceptado a la población, proceder a ser votado.

El proyecto para despenalizar la marihuana, fue presentado el pasado agosto por el mismo presidente uruguayo, quien explicó que la iniciativa estipula también controlar la venta y crear un registro de los consumidores.

Cuando Mujica anunció esta ley afirmó que impulsaría una discusión en todo el ámbito nacional sobre el tema, así como también efectuaría una campaña para difundir los fundamentos de la propuesta.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende arrebatar al narcotráfico un negocio de entre 30 y 40 millones de dólares anuales.

En la actualidad, Uruguay no penaliza el consumo de marihuana, aunque el cultivo y el tráfico sí es sancionado con penas entre 20 meses y 10 años de prisión.

(Con información de, entre otras fuentes, El Comercio (Perú), Correo del Orinoco, EFE, AFP, Europa Press y Pachamamaradio.org)

Anuncios