protestas-referendo-egipto

Pues tenemos ante nosotros otro episodio, inconcluso, del cuento para bobos llamado “Primavera Árabe”. Un relato de ficción que no se corresponde en absoluto con la realidad, egipcia en este caso. A Occidente le importa un carajo en vinagre la democracia en Egipto, los conflictos interreligiosos, el machismo más abyecto y la injusticia social brillante por su ausencia después de que todo haya cambiado para seguir siendo lo mismo.

Los más poderosos e influyentes medios masivos de información hablarán discretamente de tan peliagudo asunto, porque los planes estadunidenses e israelíes están saliendo justamente como estaban pensados para este Estado títere del Tercer Mundo, a caballo geográfica y estratégicamente entre África y Asia.

Y es que, después de todo, aquí nunca hubo una Revolución Verde como en Libia, ni un antiimperialista y tenaz Partido Baath como en Siria. Nasser no fue perfecto, pero al menos dio considerable sentido a los términos “independencia” y “soberanía”.

Lamentablemente, Falsimedia seguirá desinformando, que para eso está.

El opositor Frente de Salvación Nacional (FSN) dijo que “es seguro que el resultado del referendo se debe al fraude, a las violaciones y a las irregularidades constatadas”. Los Hermanos Musulmanes y medios gubernamentales dijeron que el 64 por ciento de los votantes aprobó la Constitución.

La oposición de Egipto denunció este sábado fraude en la victoria del sí en la segunda ronda del referendo constitucional, propuesta por Mohamed Mursi. Dicha oposición considera que la Constitución es disgregadora y acusa al Presidente actual de impulsar un documento que favorece a sus aliados islamistas e ignora los derechos de los cristianos, que suponen el 10% de la población, al igual que los de las mujeres.

El Frente de Salvación Nacional (FSN) dijo exactamente que “es seguro que el resultado del referéndum se debe al fraude, a las violaciones y a las irregularidades constatadas”, por lo que exigió la anulación del referendo este sábado pasado.

Aunque los resultados oficiales los dará a conocer la Comisión Electoral el próximo lunes, los Hermanos Musulmanes, formación de Mursi, y los medios gubernamentales dijeron que el 64 por ciento de los votantes aprobó la Constitución luego de terminadas las dos rondas del referendo llevadas a cabo el 15 y el 22 de diciembre, respectivamente.

“El pueblo egipcio continúa su camino hacia la finalización de la construcción de un Estado democrático moderno, después de haber pasado la página de la opresión”, indicó el Partido de la Libertad y de la Justicia (PLJ), de los Hermanos Musulmanes, a través de un comunicado.

El presidente del PLJ, Saad el-Katatni, publicó a través de su cuenta en Twitter, que “tendemos la mano a todos los partidos políticos y todas las fuerzas nacionales para dibujar juntos las líneas del tiempo venidero y espero que comencemos todos una nueva página”.

Este sábado, el vicepresidente de Egipto, Mahmud Meki, renunció a su cargo en medio de la celebración del referendo por el polémico proyecto de la Constitución.

Meki aseguró que había presentado su renuncia el pasado 7 de noviembre, pero que en aquel momento no fue aceptada por el “ambiente de preocupación” que imperaba en el país.

(Fuentes más consultadas: Russia Today y teleSUR)

Anuncios