h

Cada vez entran más náuseas al pensar que van a felicitarnos el año que está a punto de empezar.

Instituciones Penitenciarias ha decidido reducir, aún más, la presencia de sus médicos y Ayudantes Técnicos Sanitarios en las 68 cárceles que dependen del Gobierno central (Cataluña tiene las competencias transferidas). A partir del 1 de enero de 2013, los facultativos sanitarios de seis centros (Daroca-Zaragoza, El Dueso-Santander, Jaén, Madrid I-Meco, Murcia y Valladolid) no tendrán que estar físicamente en la prisión desde las tres de la tarde hasta las ocho de la mañana del día siguiente.

Su presencia física la sustituirán por una guardia localizada en casa, pendientes del teléfono. La medida se hace para “optimizar los recursos”. Unas guardias que ya se aplicaban en 30 prisiones que están situadas cerca de grandes ciudades y por tanto de hospitales, y que ahora se amplía a seis cárceles más.

Para el sindicato CSIF, lo que Prisiones llama optimizar es “un simple y puro recorte” y pone en riesgo el trabajo de médicos y la salud de los internos: “Los médicos deben determinar por teléfono si están ante un caso de urgencia”. Otro sindicato, Acaip, que cifra en 890 el personal sanitario (378 médicos y 512 Ayudantes Técnicos Sanitarios) para una población de 58.927 presos (un facultativo por cada 66 presos), lamenta que esta decisión se haya tomado unilateralmente.

Tres tipos de internos

Prisiones se gasta unos 80 millones de euros al año en alimentar a sus reclusos Instituciones Penitenciarias también ha decidido congelar para 2013, otro año más, el coste de la comida de sus internos. El Estado se gastará entre 3,65 y 4,15 euros por día e interno en su ración alimentaria, que incluye tres comidas diarias.

Los internos que están en prisiones de hasta 200 reclusos reciben 4,15 € por día; los que está en centros de entre 200 y 500 reciben 3,67 €; y los que están en cárceles de más de 500 perciben 3,65 €. Este coste está congelado desde el año 2010. El Estado se gasta lo mismo independientemente de la clasificación del preso.

Hay tres tipos: internos sanos, menores de 21 y enfermos (aquí están incluidos los hijos menores de las internas y las reclusas que se encuentren embarazadas). La ración de este último tipo se ha reducido un 32% desde 2008.

Doble ración

Prisiones se gasta unos 80 millones de euros al año en alimentar a sus reclusos y asegura que, pese a la subida del IVA en los productos alimenticios (del 8 al 10%), “facilita el mismo nivel de prestaciones, e incluso superior”. Los presos tendrán ración doble tres días del año: Navidad, Año Nuevo y la fiesta de la Merced.

(La fuente consultada ha sido 20minutos.es)

Anuncios