Lo que hace en la foto lo domina, pues no requiere esfuerzo mental
Lo que hace en la foto lo domina, pues no requiere esfuerzo mental

Hay personas que abandonan el mal camino para ser razonablemente buenas.

Hay otras que no se conforman con el buen camino y tratan de ser mejores. Muchas de ellas lo consiguen.

Algunas criaturas que pueblan la Tierra son tan vulgares que caminan sin cesar por torcida senda y ni enderezan ésta ni se enderezan a ellas mismas.

Entre las que no logran hacer la “o” con un canutico destaca en Venezuela el fiasco con patas y cascos llamado Henrique y apodado “El Cantamañanas Antibolivariano”, un ejemplar no muy próximo al Homo Sápiens, no sabemos si en “peligro” de extinción o con imperecederas ganas de revolotear sobre heces y carroña, que cada vez que habla no es que suba el pan; es que se forman nuevas grietas en el pabellón de la ética política, el de la justicia social básica, el del honor, el del patriotismo y aun el de la inteligencia de andar por casita.

Vamos a leer, ver y escuchar a VTV, para que se me comprenda, aunque no haga falta, todavía mejor:

La privatización de todas las empresas del Estado venezolano para supuestamente “reactivar” la economía, sugería el político, entonces diputado copeyano, Henrique Capriles Radonski, en una entrevista antológica, cuyo video fue difundido este viernes en el programa MESA INFORMATIVA que transmite Venezolana de Televisión.

Decía el diputado copeyano que la privatización no debía ser “a ultranza”, sino “estudiadas”, pero aseguraba su convencimiento de que el Estado venezolano no debía ser propietario de hoteles, ni de la CANTV, incluso de la CVG.

En la entrevista con Vladimir Gessen, decía Radoski públicamente lo que pensaba sobre el Estado y la economía de Venezuela, a diferencia de estos últimos años, que no repite estas ideas y opiniones tras haberse lanzado como Candidato Presidencial en dos oportunidades.

“Hasta ahora no he oído la palabra mágica para muchos gobiernos, como los nuestros, que es la privatización. Entiendo que no debemos ir a privatización a ultranza o sin estudios previos, pero el Estado no tiene por qué ser propietario de hoteles, el Estado no tiene por qué ser propietario de la CVG (Corporación Venezolana de Guayana). ¿Qué sentido tiene eso?. Entonces vamos a analizarlo, vamos a ver cuáles son los problemas y vamos a ver por qué no pudo privatizarse en el pasado, pero vamos a hacerlo. El Estado tiene que cumplir 4 roles fundamentales: Seguridad, Salud, Defensa y Educación”, dijo, textualmente.

“Vamos a sancionar una ley de Telecomunicaciones para que el segundo sector más productivo de la economía nacional, tenga una reglas claras. Para que el año que viene, cuando finalice el monopolio (al Estado) que fue garantizado con la privatización de la CANTV, los inversionistas que van a entrar a participar en el sector tengan reglas de juego claras. Ésa es una manera de incentivar la economía”.

Igualmente, el entonces diputado de COPEI, decía que estaba consciente de que estas privatizaciones imponían la necesidad de despedir -al menos- a 500 mil empleados públicos. Y reconocía que aunque no era conveniente en esos momentos, había que hacerlo en forma imperativa posteriormente, por cuanto afirmaba que las políticas que estaba aplicando el recién instaurado Gobierno Bolivariano del Comandante Chávez, eran “interesantes” pero no suficientes.

“Por supuesto, hasta tanto no se reactive la economía y salgamos un poco de esta recesión económica, bueno, mira, sacar 500 mil empleados públicos a la calle no es conveniente…”, calculó el entonces parlamentario copeyano.

Y continuó, diciendo, hace 14 años: “Pero, digamos, por eso te decía, que el gobierno tiene que concentrarse en poder reactivar el aparato produtivo, y que a través de…digamos, lo que ha sido el programa de gobierno que está planteado no va a poder hacerlo. Con la creación de…esas son iniciativas interesantes, como la creación de las microempresas y toda una serie de medidas que vienen por ese camino, es algo interesante, pero con eso no se soluciona el problema”.

Para Capriles en 1999, la Constituyente Bolivariana no servía para nada

En el material audiovisual de 1999, Capriles Radonski, en su condición de Presidente de la Cámara de Diputados del extinto congreso de la República, también consideró que el Proceso Constituyente de aquel año era pérdida de tiempo, y pedía que se saliera de eso rápido, incluso pensaba que era mejor tomar la Constitución de 1961 y ponerle simplemente una nueva carátula con el año 1999 y listo.

“Ya yo creo que la palabra Constituyente ya como que es sinónimo para todos de cansancio. Por eso digo, si vamos a hacer esto, vamos a salir de esto rápido. Si vamos a hacer una nueva Constitución vamos a salir de eso rápido. Mira, con la Constituyente no se van a solucionar los problemas”, dijo Capriles Radonski, como diputado de Copei en 1999 durante una entrevista televisada, donde exponía sus ideas rechazando el proceso inédito de la votación popular que en Venezuela el pueblo se dio para aprobar la Carta Magna más justa, igualitaria y hermosa de la región.

Agregó Radonski: “Si tú quieres un ejemplo te lo digo, un ejemplo que más te puede dar la realidad de la situación: agarra la constitución de 1961, bórrale el nombre, pon constitución de la República de Venezuela 1999, colócale todas las firmas refrendadas, sácala a la calle y te darás cuenta que hay respaldo absoluto. Hay un gran desconocimiento dentro de todo esto”.

He aquí el aleccionador video mentado:

Anuncios