fraude informático

Robo informático, vaya.

En el blog Yorevolucionario.wordpress.com, José Agapito Ramírez plantea asuntos de índole tecnológica relacionados con el informatizado mecanismo electoral venezolano que no los considero ningún dislate.

El autor al que he aludido se quedó muy sorprendido de que Ramón Aveledo, portavoz, el pasado 14 de abril, del Comando Simón Bolívar de Capriles dijera ante las cámaras que ellos respetaban al CNE, pero que había que revisar y vigilar hasta el último voto porque los números de su comando de campaña daban una tendencia marcada a su favor. Inclusive añadió que él tenía las actas a mano que demostraban esa aseveración. Lo dijo el tal Aveledo entre las siete menos cuarto y las ocho menos cuarto del famoso día electoral en Venezuela.

El bloguero Ramírez añade que las declaraciones de Don Ramón le hicieron sospechar de que algo informático o alguna trampa electrónica ya se había desatado contra el CNE y contra la candidatura de Maduro y el Polo Patriótico.

José Agapito destaca que cuando Capriles ejerce su derecho al voto en un colegio de la Urbanización Las Mercedes, el candidato derechista dijo muy claramente que el voto no era seguro del todo, agregando a continuación que el votante, aun viendo en pantalla la cara de su preferencia al momento de votar electrónicamente, y aun teniendo a mano el físico que le dispensó la máquina, donde estaba impreso el nombre del candidato de su preferencia, no había garantías para el emisor del sufragio de que su voto fuera el correcto, porque, según Capriles, es allí (electrónicamente) donde se podría hacer la trampa a favor de un candidato en particular.

Nos recuerda J.A.R. que los EEUU gozan de la red informática más poderosa y temible del planeta, y que en los pasados comicios del 14A ha sido Henrique Capriles el candidato impuesto por los yanquis para recuperar en Venezuela su patio trasero. De este modo, la MUD lo pagaría muy caro, asegura el compañero Ramírez, si se llega a probar que hubo efectivamente fraude informático en contra de Nicolás Maduro y que millones de votos entrampados electrónicamente migraron desde el hoy Presidente electo del país al candidato Capriles Radonski. Todo esto podría averiguarse si se revisara el ciento por ciento de las actas de votantes a nivel nacional de las presidenciales del 14-A.

Concluye el bloguero que la auditoría de la totalidad de las actas, propuesta por Henriquito y su Comando, y aceptada por Nicolás y el Comando Hugo Chávez, despejaría dudas que están en el aire y serviría para demostrar de una vez por todas si hubo o no hubo fraude, para en caso afirmativo determinar quién cometió el desfalco.

No parece una solución descabellada, ¿verdad?

Anuncios