love letter

Los servicios secretos del paraíso terrenal y espiritual yanquilandés han informado de que interceptaron una epístola de aprecio dirigida al hombre más amado e idolatrado de la Tierra: Su Excelencia Barack Obama, futuro dirigente absoluto de un mundo en el que reinarán la paz, la justicia y el afecto al prójimo por encima de todo lo pensable.

Sin embargo, el Federal Bureau of Investigation, modelo destacado de cuerpo de policía federal donde los haya, sospecha que, a pesar de las incesantes muestras de afecto que el mandatario estadounidense recibe de sus súbditos, y aún más de hermanos pueblos de ese Tercer Mundo libre de miserias, guerras y tiranías, la cartita de marras bien pudiera ser un envío del propio inquilino de la Casa Blanca a sí mismo, toda vez que el gran hombre lleva un tiempo con algunos, e inexplicables, problemillas de autoestima y falta de confianza en la ternura que despierta en todito el globo terráqueo.

Lo curioso es que el sobre que podría haber llegado, o retornado, a las manos del amigo Barack contenía, de acuerdo con las palabras de la seguridad del Congreso usamericano, una sustancia ligeramente tóxica, como lo es el contenido de algún reality show o un boletín de noticias de CNN o Fox.

Se ha dicho que el mencionado tósigo que hallaron dentro del sobre con la misiva, un veneno aún no suficientemente identificado, podría haberle causado al actual “Emperor” un abultamiento escrotal, un brote de inteligencia fugaz e inclusive una extraordinaria habilidad para la mano izquierda. Cosas que no provocan muerte de necesidad, vamos. Si acaso, deceso por causa de ego hipermusculado.

No obstante, aseguran fuentes extraoficiales que esta mezcla de toxicidad con fármaco constituye una muestra del cacao mental que tiene una altísima personalidad cargada de imprescindibles responsabilidades y virtudes listas para exhibirlas ante todos con propósito evangelizador.

¡Pobre Obamilla! Le arrebataron el sueño de verse objeto de caricias empapeladas y de congratulaciones por su magnánima alma de gestor intachable.

Anuncios