Una reaccionaria mansedumbre difícilmente fingida
Una reaccionaria mansedumbre difícilmente fingida

Referentes y dirigentes de distintos partidos políticos de la oposición argentina convocaron una manifestación contra el gobierno nacional, en Plaza de Mayo, en la que coincidieron, por ejemplo, legisladores del PRO con sus pares del denominado Frente Amplio Progresista (FAP) y la defensora de la dictadura militar, Cecilia Pando.

En la misma protesta se encontraron con referentes sindicales y afiliados de los gremios que responden a la CGT que conduce el camionero Hugo Moyano, quien había confirmado que su central sindical acompañaría la marcha.

El variopinto abanico de opositores convocantes al 18A (por 18 de abril) abarca desde la diputada nacional del FAP, Victoria Donda hasta el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri. Lo peor de cada casa reaccionaria argentina, en resumen. Pero lo más lamentable de esta protesta multitudinaria se cuenta a continuación.

Se supo, y está más que bastante corroborado, que un equipo de periodistas de la Agencia Télam, conformado por una cronista y un camarógrafo, fue atacado por un grupo de personas que participaban de la manifestación opositora en la Plaza de Mayo.

El equipo de trabajadores de prensa se encontraba cubriendo la marcha opositora convocada para esta noche al Obelisco y la Plaza de Mayo, cuando un grupo de personas comenzó a hostigarlos primero y luego pasó a la agresión física, con empujones, patadas y golpes de puño.

Los trabajadores atacados fueron la cronista María Belén López del Río y el camarógrafo Santiago Ventura, y además de los golpes recibidos por los violentos, el equipo periodístico de Télam sufrió la rotura de sus materiales de trabajo.

Una situación similar tuvo que atravesar la periodista de 678 y Radio Nacional Cinthia García, que luego de una primera salida desde un móvil para el programa de la TV Pública, tuvo que retirarse del lugar debido al hostigamiento de los manifestantes. Además, según lo comunicado por el músico y comunicador, que llegó a integrar la plantilla d ela cadena teleSUR, Ariel Magirena, Cinthia fue agredida con productos químicos arrojados a sus ojos, en medio de un clima en el que la seguridad de numerosos informadores en el lugar de los hechos no podía ser garantizada.

En tanto, la transmisión de CN23 ha conseguido desarrollarse con normalidad.

(Fuentes consultadas: Télam, Infonews.com y la red social Facebook)

Anuncios