25 de abril-clavel

Y lo más curioso es que en la República lusa circula más de lo debido el penoso rumor de que los fondos de rescate (que son de secuestro) y las estrictas medidas de austeridad son un poco creíbles, al menos. Lo que le tendría que parecer inverosímil a la mayoría del pueblo portugués es después de muchos, muchos meses de sermones neoliberales encubiertos con falsas intenciones buenas sólo han servido para hacer ricos a los más ricos y más pobres a los pobres.

Lo que al pueblo de Portugal y a los pueblos del resto de Europa debería constarles suficientemente es que la estafa económica y financiera que cae sobre ellos como radiactiva lluvia dorada tiene paquetes alternativos de sobra para salvar lo poco que queda del Estado del Bienestar a Medias y empoderar a las clases trabajadoras con el fin de, más allá de la reconstrucción o construcción de Estados asistenciales, erigir el efectivo socialismo.

Según las estadísticas oficiales publicadas ayer por la Seguridad Social portuguesa el número de personas beneficiarias de las prestaciones de desempleo volvió a descender en el mes de marzo, pasando a 418.718 beneficiarios. Esto significa que hay 2.219 personas menos que el mes anterior.

El Gobierno de Portugal anunció hace pocos días que recortará 800 millones de euros en gastos presupuestarios este 2013 que afectarán a todos los servicios públicos. No detalla el reparto de esos ajustes, que se concretarán a finales de mayo en una rectificación del actual presupuesto. Señala que estas nuevas medidas “colocarán bajo una fuerte presión a los servicios públicos”.

Esta cantidad supera los 600 millones que había adelantado el “socialdemócrata” Primer Ministro Passos Coelho, quien dejaba para 2014 otros 600 millones en ajustes. Se trataba así de cubrir el agujero de 1.300 millones de euros abierto por la anulación por parte del Constitucional de una parte de las medidas de austeridad diseñadas para cumplir con la reducción del déficit impuesta por la troika a cambio del rescate.

Es decir, que serán muchas más no solo las personas desempleadas, sino las que no tengan ningún tipo de beneficio.

(Fuente consultada: Esquerda.net)

Anuncios