Encierro Asamblea Libre de Estudiantes de la UJA

Docentes y alumnado de la Universidad de Jaén (UJA) participaron hoy en distintas acciones planteadas por la “Asamblea de la Universidad de Jaén: en defensa de una universidad pública”, al igual que distintas universidades públicas españolas en “su lucha contra las políticas que actualmente cercenan su desarrollo y la condenan a la precarización”.

Algunos profesores impartieron clase fuera de las aulas y por la noche está previsto un encierro. El Rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras, valoró hoy las movilizaciones, ya que “la protesta y la crítica es algo inherente a la universidad, siempre y cuando, como es el caso de lo que están haciendo nuestros estudiantes y profesores, sea con los medios adecuados, no violentos. Lo valoro positivamente, contra una situación universitaria que no es la mejor, sino todo lo contrario”.

En este sentido, aseveró que la educación superior está sometida “a unos recortes muy importantes”, con la política de personal “paralizada”, cuando en este ámbito y a diferencia de otras administraciones públicas, “la única vía de promoción” es “por concurso”, lo que genera “un desánimo en las personas que se están acreditando” con un “esfuerzo importante”.

Y es que, a su juicio, en España “no se ha apostado ni se apuesta ni por la educación ni por la investigación”, de modo que hace unos años, cuando había superávit, “que es el momento en todo caso de hacer esfuerzo para converger con otros países” en esta materia, “no se hizo”. “¿Y si no se hizo cuando se tiraba (el dinero) con pólvora de rey, como suele decirse, cómo se va hacer ahora?”, cuestionó, quien, en cualquier caso, destacó que “incluso en otros países” se hace “en estos momentos”, como ocurre en Francia, que “está también mal económicamente”. “Porque es verdad que la educación cuesta, es una inversión; pero todavía cuesta más la ignorancia”, apostilló el Rector, quien añadió que si se valorase lo que vale una cosa y otra “nos daríamos cuenta de que un país ignorante, con pocos formados, tiene poco futuro”.

En su opinión, este panorama pone de relieve que “una cosa son las palabras y otras, los hechos”. Según recalcó, los “hechos universitarios hoy día” pasan por un “un estrés financiero muy fuerte”, si bien consideró que, con todo, “quizás lo más importante es la desmotivación que estas políticas”, entre las que aludió a la “no promoción” y “precios altos”, generan “desánimo en la comunidad”.

Por otro lado, y preguntado por el término “movilidad exterior” utilizado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el Rector de la UJA indistió en distinguir entre la movilidad internacional, que defiende como “gran activo” en la formación, y que “la gente se tenga que ir fuera” obligada. “Yo le llamo diáspora del talento, que no tiene nada que ver. Está muy bien que la gente salga fuera, vuelva si lo desea, conozca idiomas, culturas. Eso las universidades lo estamos haciendo muy bien y muchas veces no se reconcoe. Pero el que la gente tenga que irse fuera porque no tiene aquí ninguna perspectiva de futuro se llama diáspora”, incidió.

(Fuente consultada: Diario Digital.ujaen.es)

Anuncios