"¡Aquí los únicos que tienen licencia para cargarse en masa a los inocentes somos nosotros y nuestros esbirros, Baschar!"
“¡Aquí los únicos que tienen licencia para cargarse en masa a los inocentes somos nosotros y nuestros esbirros, Baschar!”

Los que más dan la paliza son los indeseables de siempre: Londres y Washington. ¡Qué malos guionistas son!

La “comunidad internacional” está obcecada con lo de las supuestas armas químicas en poder del legítimo Gobierno de Damasco, cuando en este mismo blog de El Revolucionario Escarlata, sin ir más lejos, ya se publicaron pruebas de que la oposición armada mercenaria y procolonialista sí que tiene arsenal de esa naturaleza en su poder, y en disposición de usarlo, si es que no han hecho ya una barbaridad semejante más allá de sus espeluznantes laboratorios.

Otra cosa muy diferente es que las grandes corporaciones mediáticas le cuelen al gran público una trola del estilo de la que sirvió para montar la empresa de Iraq hace exactamente una década. Pero lamento reconocer que la propaganda antisiria, como lo fue la antilibia, es poderosa y cala muy bien entre una sociedad atontada por la “cultura” dominante y, reconozcámoslo, seriamente preocupada por el porvenir inmediato que le depara la “crisis” creada y alimentada por los ladrones que se valen del pueblo para agredir a éste sin paréntesis.

La siguiente noticia nos la ofrece la rusa Ria Nóvosti:

El Gobierno de Siria volvió a negar el uso de armas químicas contra insurgentes al afirmar que las acusaciones a este respecto, posible pretexto para una intervención militar extranjera, suponen una respuesta al avance del Ejército gubernamental contra los extremistas.

“En los campos de batalla ha habido cambios cualitativos. De ahí el alboroto que EEUU ha provocado en las últimas 48 horas”, declaró este sábado el Ministro sirio de Información, Omran Zoabi, quien se encuentra de visita en Rusia.

Zoabi agregó que estos cambios se observan “a lo ancho del territorio sirio, especialmente, cerca de las fronteras con Líbano y Jordania, así como en la zona de Damasco”.

El “régimen” de Bashar Asad sostiene que la oposición usó armas químicas en la provincia de Alepo el pasado 19 de marzo. Los rebeldes, a su vez, dicen que el Ejército regular empleó municiones químicas en Homs, en diciembre de 2012.

Todos coinciden en la necesidad de esclarecer estos incidentes pero no hay acuerdo sobre los expertos que debieran realizar la investigación.

¿Una línea roja o un pretexto para invasión?

La Casa Blanca comunicó el pasado jueves que el Gobierno de Siria, según las evaluaciones de Inteligencia estadounidense, usó a escala reducida las armas químicas, a saber, el gas sarín. También la cancillería británica dijo que Londres tiene pruebas limitadas pero convincentes al respecto.

EEUU reconoció que estas evaluaciones preliminares son insuficientes para una reacción inmediata y que es necesario continuar la investigación.

Anteriormente, Washington había advertido de que el uso de arsenales químicos sería una especie de “línea roja” para Bashar Asad, así que la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) exhortó el viernes a la comunidad internacional a actuar “con decisión y urgencia”.

De confirmarse el uso de armas químicas en Siria, EEUU podría decantarse por el suministro de armas a la oposición o la introducción de una zona de exclusión aérea con respecto al país árabe, dijo el secretario de Estado, John Kerry, durante una reunión a puertas cerradas con los congresistas. El diario Político citó a Kerry a través del congresista Brad Sherman.

Destrucción de armas químicas en el mundo

El Presidente de EEUU, Barack Obama, al entrevistarse el viernes con el rey de Jordania, Abdalá II, prometió investigar el probable uso de armas químicas en Siria.

Mientras, un alto cargo del Parlamento ruso considera que EEUU está buscando un pretexto para la invasión.

“EEUU lanza un nuevo ataque contra Damasco al incriminarle el uso de armas químicas. De la misma manera Bush acusó a Irak de tener armas nucleares. ¡Un pretexto para la guerra!” comentó en su página de Twitter el jefe del comité parlamentario para asuntos internacionales, Alexéi Pushkov.

La credibilidad de expertos

Todas las partes abogan por aclarar las denuncias sobre el uso de armas químicas en Siria pero discrepan acerca de expertos que debieran realizar la investigación.

“Si es necesario investigar el incidente sobre el terreno, proponemos que lo hagan técnicos rusos”, dijo el viernes el titular de Información sirio, Omran Zoabi.

El Ministro aludió a una posible “pista turca” al recordar que el proyectil de carga química detonado cerca de Alepo el 19 de marzo provenía de “una zona controlada por los terroristas y próxima a la frontera con Turquía”. “Es de suponer que el elemento (químico) tiene procedencia turca”, señaló.

La oposición siria, entretanto, cuestionó la objetividad de expertos rusos.

“Rusia es la mayor proveedora de armas convencionales y estratégicas para el régimen de Siria, así como la principal garante política de su permanencia en el poder”, consta en una declaración emitida por la CNFROS. Esta condición, según el documento, impide a la parte rusa llevar a cabo una investigación imparcial y justa.

Un grupo de inspectores de la ONU se encuentra actualmente en Chipre y podría iniciar una investigación en Siria en 24-48 horas. Inicialmente estaba previsto que los expertos estudiaran el supuesto uso de armas químicas en Alepo pero la Secretaría de la ONU exigió a Damasco garantizar su acceso ilimitado a todas las regiones del país.

La cancillería rusa criticó este planteamiento al calificarlo de “politizado”.

Mientras, el tiempo pasa y hay peligro de que los posibles rastros de armas químicas se vayan debilitando.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, recordó el viernes que “siempre existe el riesgo de la degradación cuando se trata de armas químicas” y subrayó la necesidad de “acceso rápido para que expertos puedan realizar su labor”.

humanoide

Anuncios