Su gesto es el reflejo de su nazi alma
Su gesto facial es el reflejo de su nazi alma

La movilización de trabajadores del Estado (ATE) y de organizaciones políticas y sociales llegó desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta la puerta de la jefatura de Gobierno de la Ciudad.

Entre las columnas que ya se encuentran frente a la sede del Gobierno porteño que encabeza Mauricio Macri se encuentran las de ATE, CTA, Miles, Tupac Amaru, La Cámpora, la CCC, el Partido de la Victoria, la Corriente Peronista y FORJA, entre otras.

El secretario general de ATE Capital, José Luis Matassa, pidió este mediodía el juicio político al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y la “renuncia inmediata” del Ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro.

“Más allá de los matices, contra la represión del gobierno de Macri todos juntos los trabajadores decimos basta de represión”, dijo Matassa, uno de los oradores de la multitudinaria marcha.

Además de todo esto, el legislador porteño Alejandro Bodart (MST) confirmó que será impulsado juicio político a Macri por la represión.

“Los funcionarios van a tener que responder; tienen que ir a la Legislatura los funcionarios a los que aún les falta ir, tienen que responder en la Justicia y, también, creo que tienen que juzgarse las responsabilidades políticas”, sostuvo Bodart, uno de los heridos en el marco de la feroz represión ejercida contra trabajadores, periodistas y legisladores.

Así lo confirmó en declaraciones formuladas a la radio FM Milenium, en las que postuló que “un hecho de esta gravedad en un hospital, violentando una orden de la Justicia, no puede quedar impune” y sostuvo que el Estado “tiene que tener límites” y “no puede hacer lo que quiere”.

“Fue una verdadera locura, un despropósito total para un operativo que era ilegal”, aseveró el legislador por el MST en Proyecto Sur, quien planteó la necesidad de que la Legislatura avance con un juicio político contra Mauricio Macri para que se establezcan “las responsabilidades políticas” y remarcó que esa herramienta “no es sólo para destituir”.

En la entrevista, Bodart opinó que “no puede ser que el negocio inmobiliario esté por encima de la salud y la propia ley” y señaló que “este plan maestro fue frenado por la Justicia y el gobierno de la ciudad decidió avanzar, incluso pasando por encima de la Justicia”.

Por otro lado, indicó que “avanzar en los terrenos de un hospital ya de por sí es cuestionable” y señaló que el sector sobre el que la gestión porteña pretende avanzar en el hospital Borda cumple “un rol fundamental en la institución” porque “es un taller de rehabilitación de los pacientes, con panadería, ferretería y carpintería”, entre otros oficios.

(Fuente consultada: Télam)

 

Anuncios