Protestas intensas, muy reivindicativas, en la "libre y democrática" Surcorea
Protestas intensas, muy reivindicativas, en la “libre y democrática” Surcorea

Decenas de miles de trabajadores y trabajadoras salieron a las calles de diversas capitales del mundo para defender sus derechos, en un primero de mayo marcado por una creciente ebullición social en Europa,  fruto de la imposición de drásticas medidas capitalistas que atentan contra los intereses de la clase trabajadora.

En este contexto, el viejo continente sigue batiendo récords de desempleo, con más de 26 millones de desocupados, según la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Las cifras más alarmantes son las de Grecia y España. La tasa griega subió al 26,4 por ciento y la española al 26,3 por ciento, lo que significa que más de la cuarta parte de la población económicamente activa de estos países carece de empleo.

Pero no son las excepciones. La carencia de trabajo también se elevó en Chipre (14), Hungría (11,2), Francia (10,8), Eslovenia (9,7), Suecia (8,2), República Checa (7,2), Rumania (6,7), Holanda (6,2) y Luxemburgo (5,5).

Otro de los aspectos que más preocupa es la todavía más creciente desocupación en los sectores juveniles. Los estudios revelan que en algunos países más de la mitad de los jóvenes ( personas de 16 a 25 años) no tienen trabajo. La situación es particularmente grave en Grecia y España, donde los jóvenes desocupados suman el 59,3 por ciento y el 55,7 por ciento, respectivamente.

El desempleo juvenil, según cifras de la OCDE, también es elevado en Italia (37,8), Eslovaquia (35), Irlanda (30,8); Francia (26,2) y Bélgica (22,4).

El sur de Europa contra la Troika

En Grecia, los principales sindicatos habían convocado para la jornada del primero de mayo una huelga general de 24 horas y manifestaciones para mostrar el repudio a las recetas neoliberales aplicadas por el Gobierno derechista de Antonis Samaras bajo presión de la llamada Troika, conformada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE).

El ambiente en las calles del país helénico estaba ya caldeado tras conocerse los últimos recortes sociales del Gobierno, que contemplan la reducción del salario mínimo y el despido de 15.000 empleados públicos. causas de una nueva ola de protestas en este país helénico.

En España también ha habido un día combativo. Con la cifra récord de más de 6 millones de desempleados, más de 500 desahucios de familias cada día, importantes recortes en Educación, Sanidad y prestaciones sociales, los partidos de izquierda, sindicatos y movimientos sociales hacieron un llamamiento a salir a las calles para marchar contra las medidas del Ejecutivo de Mariano Rajoy y la Troika.

En Francia, las manifestaciones dejaron claro el creciente descontento de la clase trabajadora con el gobierno socialdemócrata de François Hollande, quien cumplirá un año en el poder con unos índices de popularidad por los suelos, debido al continuismo de las políticas neoliberales del anterior gabinete. “Nuestra intención es denunciar el engaño del gobierno socialdemócrata”, afirmó Agnés Naton, secretaria de comunicación de la Confederación General del Trabajo (CGT).

La jornada venía precedida por los despidos masivos de la firma francesa automovilística Peugeot-Citroën, que prevé cerrar 8.000 puestos de trabajo y clausurar una fábrica. En la capital, París, la manifestación para este primero de mayo ha sido multitudinaria y ha unido las plazas de la Bastilla y Nation, en el oeste de la ciudad.

En Portugal, miles de trabajadores habían sido convocados en Lisboa para secundar una marcha contra el paquetazo neoliberal que pretende imponer el Gobierno de Pedro Passos Coelho, mientras que en Italia, en medio de una enorme inestabilidad institucional, los sindicatos movilizaron al pueblo trabajador por las calles de Roma.

Siria y la aparición pública de su Presidente

El Presidente sirio, Bashar al Assad, hizo el primer día de mayo una  aparición pública con motivo del Día Internacional de los Trabajadores en una planta eléctrica en Damasco, ciudad en la que estallaron, por otra parte, varios artefactos explosivos.

Al Assad dijo durante la visita a la planta de los Omeyas, en el parque de Tishrin, que los trabajadores sirios siempre han colaborado para superar las épocas de debilidad y para construir “la querida y fuerte Siria”.

El jefe de Estado árabe alabó a los trabajadores de su país, de los que destacó su capacidad de sacrificio y su interés por la construcción y producción.

América Latina contra el neoliberalismo

En Chile, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) había llamado a una movilización masiva en la capital, Santiago de Chile, que este año iba a tener como bandera la propuesta de salario mínimo superior a la anunciada por el Gobierno de Sebastián Piñera.

“Nos pronunciaremos y evaluaremos en esta primera etapa lo que ha sido la gestión de estos casi cuatro años del presidente Sebastián Piñera y donde nuestro saldo es bastante negativo”, había expresado la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa.

En Colombia, los sindicatos habían convocado a una marcha para reclamar trabajo digno y salario decente. En un comunicado difundido en su página en Internet, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia había llamado a ratificar “la necesidad de mostrarnos unidos y unidas, para exigir el respeto a nuestros derechos fundamentales que vienen de manera sistemática siendo arrebatados por los gobiernos neoliberales de turno y la perdida astronómica del poder adquisitivo de salarios”.

De igual forma, habían pensado movilizarse contra “la reforma laboral, pensional y de salud del Gobierno” del presidente Juan Manuel Santos, y habían pensado, asimismo, expresar su repudio a los Tratados de Libre Comercio (TLC) que ha firmado Colombia con Estados Unidos y la Unión Europea.

En México, las centrales sindicales advirtieron de que la clase trabajadora está recibiendo duros golpes: el empleo no crece, la inseguridad es mayor, la salud no llega a toda la población y la educación sigue siendo deficiente. Por ello, para la ciudad de México DF estaba planeada una marcha donde habría representación de todos los sectores y donde se exigiría un cambio de rumbo al Presidente Enrique Peña Nieto. Este año venía marcado por el fuerte rechazo del profesorado a la recientemente aprobada reforma educativa, que la semana pasada desató una oleada de violencia contra las sedes del PRI, partido en el gobierno.

Un 1 de mayo en apoyo a los procesos revolucionarios

Más de 2.000 dirigentes sindicales, activistas sociales y de solidaridad de 73 países participaron en Cuba en las celebraciones por el Día Internacional de los Trabajadores.

La habanera Plaza de la Revolución José Martí fue la sede central de las celebraciones -caracterizadas por desfiles en todas las provincias cubanas-, que este año rindieron homenaje al recién fallecido Presidente de Venezuela Hugo Chávez.

Los festejos por el 1 de mayo habían comenzado hacía varios días en la isla, con galas culturales, exposiciones y el reconocimiento a luchadores sociales.

En Venezuela, cerca de medio millón de personas marcharon por la calles de Caracas en defensa de las reivindicaciones laborales de la Revolución Bolivariana y en respaldo al Presidente Nicolás Maduro.

Al igual que en 2012, en la movilización del 1 de mayo participaron campesinos, indígenas y pescadores, trabajadores de empresas recuperadas por el Estado, empresas privadas, básicas, del sector energético, educación básica y universitaria, salud, transporte, telecomunicaciones y diversas alcaldías y gobernaciones.

El Gobierno de Bolivia había preparado para el 1 de mayo actos para celebrar el séptimo aniversario de la nacionalización de los hidrocarburos decretada en 2006.

Desde su llegada a la presidencia, Morales ha nacionalizado más de una docena de empresas de los sectores eléctrico, cementero, minero y de las telecomunicaciones, intervenciones que en su mayoría se han realizado cada 1 de mayo como homenaje a los obreros bolivianos. Este año ha regalado a los antirreaccionarios bolivianos y del resto del mundo la expulsión de la imperial-injerencista USAID del territorio del Estado Plurinacional.

El gobernante defendió el pasado lunes que, gracias a la nacionalización de los hidrocarburos, los ingresos generados por ese sector pasaron de 300 millones de dólares en 2005 a más de 4.200 millones en 2012.

(Con información, actualizada, de LibreRed y de teleSUR, principalmente)

 


Anuncios