Un idiota que, por cumplir órdenes de sus pestilentes superiores, dice donde está lo que en otro país no se atrevería a decir
Un idiota que, por cumplir órdenes de sus pestilentes superiores, dice en donde está lo que en otro país no se atrevería ni a insinuar

(Léase además, en este mismo blog, la entrada “La Freedom House arremete vergonzosamente contra la “falta” de libertad de prensa en Cuba”)

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, exhortó al embajador de Estados Unidos en esa nación sudamericana, Adam Namm, a que se “porte bien” en el país y criticó que haya participado en un acto de periodistas opositores que denunciaron la supuesta falta de libertad de expresión en Ecuador.

“Señor embajador, pórtese bien en esta tierra que lo ha acogido con toda consideración” y “no se meta en lo que no se tiene que meter”, dijo Correa en su habitual informe sabatino.

Namm participó en un acto organizado por la Unión Nacional de Periodistas (UNP), por el Día Internacional de la Libertad de Expresión, celebrado el viernes, en el que varios comunicadores de derecha criticaron al Gobierno por la supuesta falta de garantías para ejercer la profesión.

Entrevistado por periodistas, Namm recordó que el Departamento de Estado de EE.UU., recientemente, sugirió a Ecuador que apoye la libertad de prensa y proteja los derechos de algunos periodistas.

Correa, que ha rechazado las denuncias sobre la falta de libertades en su país, también recordó otras frases de Jefferson como una en la que el expresidente estadounidense afirmaba que “un hombre que jamás mira un periódico estará mejor informado que quienes lo leen”.

El mandatario ecuatoriano, que ha mantenido un frecuente pulso mediático con ciertos medios de información de su país, coincidió en que “una prensa libre es vital para la democracia,” pero dijo que “una mala prensa es mortal para esa misma democracia”.

Correa señaló que no hay mejor muestra de que en Ecuador se respeta la libertad de expresión en el hecho de que el acto de la UNP “no fue clandestino”.

Embajador Namm “no sea malcriadito que aquí va a encontrar dignidad y soberanía”, remarcó Correa.

Por su parte, el señor Namm, cual loro medio descerebrado, le respondió al mandatario ecuatoriano lo siguiente: “El gobierno de los Estados Unidos continuará manteniendo su posición en defensa de la libertad de expresión como un derecho humano universal. El respeto y la tolerancia son los cimientos de las sociedades libres”.

Eso quiere decir que el cinismo injerencista del régimen de Washington no tiene límites ni enmienda, y que, desde luego, la sociedad estadounidense ni es libre ni puede serlo encima de los cimientos sobre los que se alza una despiadada y asesina plutocracia.

(Con información de La Radio del Sur, la “información” de El Universo y la opinión de El Revolucionario Escarlata)

Anuncios