¡NO DEJÉIS QUE LOS CHAVALES SE ACERQUEN A ELLOS!
¡NO DEJÉIS QUE LOS CHAVALES SE ACERQUEN A ELLOS!

Una decena de menores sufrieron castraciones forzadas en la década de 1950 en centros psiquiátricos católicos en el Reino de los Países Bajos por su “comportamiento homosexual” o como castigo por haber denunciado abusos en el ámbito eclesiástico, publica el periódico holandés ‘NRC Handelsblad’.

Al menos uno de los niños también fue víctima de abusos por parte de religiosos, según el medio, que menciona “pruebas” de estos hechos como informes médicos, documentos jurídicos, cartas de abogados o correspondencia privada, además de varios testimonios.

Según el diario, estos hechos fueron analizados por la ‘Comisión Deetman’, puesta en marcha por el Gobierno holandés en 2010 para investigar los abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica.

No obstante, la comisión dirigida por el ex Ministro de Educación Wim Deetman no hizo ninguna mención a las supuestas castraciones de víctimas de abusos sexuales en su informe final.

Fuentes de la Comisión explicaron que no se incluyó ninguna referencia a las castraciones de menores “porque las pistas eran demasiado reducidas como para profundizar en la investigación”, según el periódico.

La ‘Comisión Deetman’ constató en su informe que “entre 10.000 y 20.000” menores fueron víctimas a partir de 1945 de abusos sexuales por parte de religiosos en Holanda, una práctica que era conocida por una jerarquía eclesiástica, cuya mayor preocupación era evitar el escándalo.

El pasado 15 de febrero, el Gobierno encargó la apertura de una nueva investigación sobre abusos en la Iglesia católica, esta vez centrada en niñas y mujeres que presuntamente han sido víctimas de ese tipo de delitos.

(Fuentes más consultadas: EFE y Elmundo.es)

 

Anuncios