estafa no es crisis

E Isabel II sigue siendo muy selectiva para invitar a alguien a tomar té en su compañía.

Una mujer de 53 años de edad se quitó la vida en el Reino Unido, después de haber dejado una nota de suicidio en la que  hacía culpable de ello al nuevo “impuesto de dormitorio” del Gobierno británico.

El cadáver de la mujer, identificada como Stephanie Bottrill, fue hallado el pasado fin de semana en la salida de una autopista.

En este sentido, su hijo, Steven ha manifestado este domingo que su madre dejó una nota en la que explícitamente culpa al Gobierno: “No culpo a nadie por mi muerte excepto al gobierno”.

La difunta sufría de una condición de deficiencia del sistema autoinmune conocida como ‘miastenia gravis’ (MG), que afectó su capacidad para trabajar, sin embargo, no recibía beneficios por incapacidad.

Su hijo agregó, al respecto, que le resultaba difícil pagar las 80 libras extras al mes de su factura de alquiler que era de 320 libras, después de la introducción de la nueva legislación, la que reduce el subsidio de vivienda para ciertas personas con un dormitorio de repuesto.

“Ella estaba bien antes de este impuesto dormitorio,… el Gobierno no tiene ni idea del efecto que tiene (el decreto) sobre la gente como mi madre”, lamentó el hijo.

El plan ‘impuesto del dormitorio’ (bedroom tax), presentado por el Ejecutivo del Primer Ministro, David Cameron, reduce en un 14 % las ayudas a los inquilinos que habiten en una vivienda con una de sus habitaciones desocupadas, y un 25 % en el caso de que existan dos o más, lo cual afectará a más de 600 mil personas en todo el país.

(Con la información de Hispan TV)

 

Anuncios