beijing-pyongyang

Las sanciones impuestas recientemente contra Corea del Norte por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y el apoyo de China a esta resolución no han impedido que el gigante asiático apoye firmemente a Pyongyang.

El Gobierno chino ha sido explícito este domingo al decir que nadie debe malinterpretar el respaldo de Pekín a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Pyongyang.

El saliente ministro de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, abogó por fijar fechas para el reinicio de las negociaciones diplomáticas con Pyongyang, y ha declarado “Siempre hemos creído que las sanciones no son el propósito final de las acciones del Consejo de Seguridad, ni tampoco la vía fundamental para resolver las cuestiones pertinentes”.

Por otra parte, el saliente ministro ha expresado que “la única solución adecuada es mantener negociaciones y atender a las preocupaciones de todas las partes implicadas de una forma equilibrada”.

Yang Jiechi ha subrayado que “Corea del Norte ha llevado a cabo su tercera prueba nuclear y las tensiones en la península han aumentado una vez más. Esto no es algo que queramos ver”.

A raíz del tercer ensayo nuclear que llevó a cabo Corea del Norte, el pasado 12 de febrero, el CSNU votó por unanimidad una resolución, promovida por Estados Unidos, que estipula un nuevo paquete de sanciones que consiste en acabar con las fuentes de financiamiento de Pyongyang.

Horas antes de la aprobación de esta nueva resolución, Corea del Norte amenazó con ejercer su derecho a llevar a cabo “un ataque nuclear preventivo” contra Estados Unidos, en el caso de que Washington busque agredir su territorio.

Las relaciones entre ambas Coreas se han vuelto a oscurecer debido a la puesta en marcha del tercer ensayo nuclear norcoreano, tras los efectuados en 2006 y 2009.

La reciente prueba atómica provocó la reacción de países como Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

(Con la información de Hispan TV)

Anuncios