"I only know I know nothing"
“I only know I know nothing”

A todos los que hayan investigado a fondo la Historia del Gobierno estadounidense, es decir, la del Imperio yanqui, les parece una noticia no inédita que el pueblo usamericano sea acechado, utilizado, manipulado y castigado por un extraño “poder popular”, únicamente representativo de unas élites que hacen uso del voto pasivo para acicalar la jeta de un régimen plutocrático. Se trata de la norma habitual de ese Washington con Presidentes como cabezas visibles y muchos intereses económicos, financieros y militares detrás.

No es creíble la imagen de un todopoderoso Gran Hermano que todo lo vigila mañana, tarde y noche. Menor es la credibilidad si asociamos dicha imagen a la de un inquilino de la Casa Blanca que no tiene más cosas que hacer en su vida pública y en la privada. De lo que no caben muchas dudas es de que la partida presupuestaria asignada al espionaje de la ciudadanía norteamericana no debe de ser ninguna birria precisamente y de que habrá un ingente personal cualificado y contratado a tan innoble fin.

¿Es USA, pues, un Estado totalitario? Desde luego, si ese concepto ha sido alguna vez realmente materializado hasta cierto punto, podemos afirmar que el coloso, venido a menos, capitaneado a la luz y en la sombra por una tropa de mala ralea, se acerca peligrosamente a la naturaleza desmesuradamente policial que presuntas democracias han achacado a supuestas dictaduras del presente y del pasado.

Si la lucha contra el terrorismo, a la que, por cierto, deberían ponérsele siempre los más preceptivos límites jurídicos, no fuera una entelequia, conocida la naturaleza criminal del demofóbico y rapiñador modelo gubernamental estadunidense, dicho sistema se habría autoeliminado ya hace muchísimo tiempo.

Insurgente.org nos narró con la extensión necesaria la noticia que circula en boca de todo el mundo y que, por razones ya expuestas y por otras semejantes, no es muy sorprendente que digamos. La reproduzco seguidamente:

El Gobierno de Barack Obama no sólo tiene información sensible de millones de llamadas telefónicas, también tiene acceso directo a los datos y a los servidores de todopoderosas empresas de Internet como Google, Facebook o Apple. Una presentación en Powerpoint de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a la que han tenido acceso los diarios ‘The Guardian’ y ‘The Washington Post’ probaría el control de EEUU sobre el contenido de determinados e-mails, fotografías, vídeos- conversaciones de chat o transferencias de archivos.

El director de la NSA, James Clapper ha afirmado que este tipo de informaciones amenazan la seguridad nacional. Estas revelaciones son “una amenaza potencial a nuestra capacidad para identificar y abordar los riesgos a los que se enfrenta nuestro país”, aseguró en un comunicado difundido esta noche.

Aunque el documento -clasificado como “top secret”- especifica que las operaciones de control de los servidores cuentan con la aprobación y colaboración de las empresas ‘espiadas’, el periódico inglés subraya que las compañías con las que ha contactado desconocen por completo estas tareas de la NSA a través de un programa bautizado como PRISM.

Este programa supone una vuelta de tuerca a la normativa en vigor al respecto, la ‘Ley de Supervisión de Datos de Inteligencia sobre Extranjeros’ (FISA), reformada en 2008 para incluir más control sobre comunicaciones por móvil, Internet y correo electrónico y que da inmunidad a las compañías que voluntariamente proporcionan acceso a dichas comunicaciones a los servicios de inteligencia.

Un portavoz de Apple ha declarado que nunca “ha escuchado nada sobre PRISM”, y Google ha remitido un comunicado en el que asegura que se “preocupa” por la seguridad de la información de sus usuarios y reconoce que proporciona a las autoridades la información a la que la ley le obliga pero matiza con rotundidad que no existe “una puerta trasera en nuestros sistemas” para el acceso al gobierno.

Sin confirmar oficialmente la existencia de este programa, la Casa Blanca ha asegurado que era esencial para la lucha contra el terrorismo.

 

Anuncios