c.m.

… Don Carlos, el alérgico al comunismo y ex artífice chapucero de la norteamericanización de la Argentina, entre otras muchas de sus “hazañas”, ha sido condenado a siete años de prisión por contrabando de armas a la europea Croacia y a la hermana República del Ecuador.

Tal como nos cuenta, por ejemplo, Russia Today, la pena no es de cumplimiento inmediato, ya que Menem es senador y goza de inmunidad parlamentaria. Sin embargo, el considerado por muchos como el mentor de Macri podría cumplirla una vez terminado su periodo como legislador.

En la misma resolución, el Tribunal resolvió condenar también a su ex Ministro de Defensa, Óscar Camilión, a cinco años y medio de prisión, así como impedirle ejercer cualquier cargo público durante 11 años y participar en actividades comerciales durante dos años.

El pasado 1 de julio de 2012, la Fiscalía argentina exigió condenar a Carlos Saúl Menem a ocho años de prisión por los cargos de contrabando de armas a Croacia y Ecuador, así como impedirle ejercer cualquier cargo público durante 16 años.

En marzo, la Cámara Federal de Casación Penal de Argentina condenó a Menem, de 83 años de edad, como “coautor del contrabando agravado de armas a Ecuador y Croacia” durante su mandato.

Unas semanas después, la Corte Suprema decidió investigar también el caso de una explosión en una fábrica de municiones en la ciudad de Río Tercero, en la provincia argentina de Córdoba, en noviembre de 1995. Según la acusación, en el asunto también podría tener alguna responsabilidad el ex Presidente Carlos Menem.

Durante el proceso, que arrancó en 2008, la fiscalía pidió ocho años de prisión para Menem por la supuesta venta entre 1991 y 1995 de unas 6.500 toneladas de armas a Ecuador y Croacia.

Según la acusación, dicho tráfico habría sido posible tras la firma por parte del interfecto y de sus ministros de tres supuestos decretos que autorizaban envíos de armamentos a Panamá y Venezuela, aunque su destino final habría sido Croacia y Ecuador. En aquel entonces en Croacia regía un embargo de armas de Naciones Unidas, mientras que Argentina era garante de paz en el conflicto territorial entre Perú y Ecuador.

Pese a todo, en 2011 un Tribunal argentino absolvió al muy indecente ex mandatario.

 

Anuncios