Choque-trenes-Argentina-

Muy recientemente se ha sabido que hay ya cuatro personas detenidas, que serán indagadas por posible estrago doloso con consecuencia de muerte. Los motormen y sus acompañantes de las dos formaciones que colisionaron en la estación de Castelar, en Buenos Aires, se encuentran incomunicados, además de detenidos, claro.

De acuerdo, pues, con la normativa sectorial argentina, de confirmarse, tras el oportuno procedimiento judicial penal, una conducta responsable por parte de los ahora privados de libertad, estaríamos ante un caso de siniestro y no de accidente.

El Ministro argentino de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció la interrupción del servicio que presta el ramal Sarmiento por 24 horas para permitir el peritaje que determine si se trató de un siniestro o un accidente el choque de dos formaciones cerca de la estación Castelar, al tiempo que aseguró que los frenos del tren que chocó con el que estaba detenido, eran nuevos.

“Decidimos interrumpir el servicio por 24 horas para que la Justicia pueda investigar con total tranquilidad, para saber realmente lo que pasó”, dijo Randazzo en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Agregó que “el motorman y su acompañante están incomunicados”, y pidió “seriedad” y “tranquilidad” para permitir que se hagan las pericias que determinen si se trató de un accidente o un siniestro, y advirtió de que “si se pudo evitar no fue un accidente y se determinarán los responsables”.

Randazzo informó también sobre la cantidad de heridos y detalló los lugares en los que se encuentran internados: 21 en el Hospital Posadas, 60 en el Hospital de Haedo, 1 en el de Ituzaingó, 15 en el de Merlo, 53 en el de Morón, 2 en el Paroisien y 3 en el de Moreno, lo que da un total de 155 heridos.

En la misma conferencia, tras expresar su conmoción y solidaridad con las familias de las víctimas, Randazzo confirmó que son tres los muertos, e informó que se constituyó un Centro de Emergencia en la Municipalidad de Morón que tiene los teléfonos 5279-3411 y 5279-3409.

El funcionario dijo también que desde el momento en que ocurrió la colisión (7.07), “está trabajando un equipo” de su cartera, “en comunicación permanente con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Secretario de Seguridad, Sergio Berni”.

Randazzo informó también que el juez federal que tiene a cargo la investigación es el titular del Juzgado Federal número 2 de Morón, Jorge Rodríguez, y que el fiscal es Sebastián Basso.

Respecto a la formación que chocó contra la unidad que estaba detenida, dijo que se trataba del Chapa 1, que “tenía frenos nuevos”.

“Esta formación había sido totalmente reparada de un total de 11”, dijo el funcionario, que agregó que “la totalidad de los frenos fueron cambiados” y que “habían sido provistos por una empresa brasileña”.

Randazzo también señaló que el tren tenía una caja negra que está bajo custodia y que será objeto de la investigación “para saber si hubo responsables de lo que ocurrió”.

(Con información de Télam, fundamentalmente)

Anuncios