dejen en paz a Siria

Mas, como en esta misma ciberbitácora ha llegado a recordarse alguna vez, la conspiración imperialista antisiria viene de muchos años más atrás. Y esta ofensiva, volvamos a refrescar la memoria, se asienta sobre tres relevantes pilares: la búsqueda insistente de una ruta fácil de transporte petrolero marítimo desde Asia hasta Europa y hasta Estados Unidos, la destrucción más que deliberada de cualquier foco panarabista (en este caso, en el Medio Oriente), y la antesala de una posible agresión contra Irán tras la poca probable derrota del Ejército sirio, el cual, al igual que el persa, representa para el patrono de USA, es decir, Israel, un duro bastión regional que se defiende del sionismo con todas sus fuerzas.

Ahora bien, tal como leeremos seguidamente, el papel jugado por el principal títere, al menos europeo, de Estados Unidos revela que la coordinación Washington-Londres-Tel Aviv no funciona nada mal. Aunque no esta de más destacar que París tiene, asimismo, importantes intereses económicos, quizá más que geoestratégicos, en todo lo que las grandes potencias buitres han montado en contra del “régimen” de Damasco.

El ex Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Roland Dumas, durante una reciente entrevista con el canal parlamentario francés LCP, manifestó lo siguiente, según he podido leer en la web de RT en castellano:

“Voy a decirle algo. Yo estuve en Inglaterra dos años antes de la violencia en Siria por otro asunto. Me reuní con altos funcionarios británicos, que me confesaron que estaban preparando algo en Siria”, empezó Dumas, de acuerdo con lo que ha recogido la cadena iraní Press TV.

“Esto fue en Gran Bretaña, no en Estados Unidos. Gran Bretaña estaba organizando una invasión de rebeldes en Siria. Incluso me preguntaron, aunque ya no era ministro de Asuntos Exteriores, si me gustaría participar”.

Además, dio a entender que la violencia en Siria tiene mucho que ver con la postura anti-israelí que tiene el Gobierno del país árabe.

En este contexto, el ex ministro señaló que había sido informado por un primer ministro israelí hace mucho tiempo de que Tel Aviv trataría de “destruir” a cualquier país que no se “llevase bien” con Israel en la región.

Desde que en marzo del 2011 estalló la violencia en Siria, ya son casi 93.000 las personas que han muerto según el cómputo realizado por la ONU.

Anuncios