Es falso que sea el de Turquía un gobierno islámico moderado

turquia

He oído voces decepcionantes de la izquierda española, sobre todo cuando hace más de dos años el mundo, en general, proclamaba a los cuatro vientos, a través de los medios de comunicación burgueses dominantes, que en gran parte del mundo musulmán y/o árabe se estaba gestando una serie de estallidos revolucionarios a los que pronto llamaron, con demagógicos fines propagandísticos, “Primavera Árabe”.

En medio de procesos realmente reaccionarios en los que en algunos casos se mezclaba sincera indignación popular masiva (no en Libia, para el que aún no se haya enterado) con sustitución de peones obsoletos por parte de Estados Unidos en connivencia con Israel e incluso bajo las órdenes del régimen sionista, blogueros progresistas supuestamente alternativos, muchos de ellos de IU o de Izquierda Anticapitalista, parecieron creerse a pie juntillas el guión imperial en virtud del cual había de disimularse a toda costa que todo debía ser cambiado para ser conservado.

Y, ya de paso, estos “opinólogos” de una izquierda un poco desorientada y no firmemente antiimperialista, esa misma “gauche” semidivina que hoy no está totalmente decidida a condenar la agresión de las tradicionales potencias macarras contra la República Árabe Siria, se pusieron a destacar el presunto islamismo “light” imperante en la presuntamente laica Turquía, de la que no destacaban, sin embargo, su crucial rol estratégico desde su membresía en la NATO.

El sociólogo y politólogo estadounidense J. Petras, en su más reciente intervención en el programa radiofónico uruguayo conducido por Efrain Chury Iribarne (CX36, Radio Centenario), muestra abiertamente lo que piensa de lo que sucede en suelo turco desde hace poco tiempo, y expone un análisis que, como es habitual en este hombre, levanta ampollas en la piel de quienes defienden versiones sesgadas de los hechos por intereses políticos y corporativos, así como de quienes, lejos de ser mínimamente revolucionarios, se pasan de “correctos” y contemplan los hechos con un ojo tapado.

Lo que en seguida verán transcrito ha sido extractado por el sitio web La Haine. Pero no sólo se hablará de Turquía y otros escenarios de Oriente Medio, sino de Europa desde el punto de vista socioeconómico.

“Efrain Chury Iribarne: Para comenzar nos gustaría conocer tu análisis sobre la situación en Turquía.

JP: Obviamente (Recep Tayyip) Erdogan está mostrando su verdadera cara como un Presidente autoritario, represivo, defensor del fundamentalismo islámico y mostrando su capacidad de movilizar a sectores del público, para respaldar sus agresiones contra las fuerzas democráticas.

Lo que está interesante es que Erdogan ahora está peleando en dos frentes. Primero en la interna, contra la democratización del régimen y por otro lado, apoyando la intervención de las fuerzas terroristas islámicas en Siria.

Es difícil para él mantener esta guerra en dos frentes; porque está perdiendo la guerra en Siria y por otro lado se ha deteriorado mucho su imagen interna por las medidas feroces que ha adoptado. Ante este deterioro por ambos lados, está volviendo a poner las fuerzas armadas y la policía como instrumento a demandar.

En este sentido la imagen que pintan los medios de comunicación, hablando de un gobierno islámico moderado, es completamente falsa. No es nada moderado con los seis mil heridos, cientos de encarcelados y los varios muertos como resultado de la represión. Turquía hace tiempo viene siendo el brazo del sur de la OTAN y ha mostrado su fidelidad en este caso apoyando la invasión de Siria y dando recursos para los mercenarios que están atacando el pueblo y el gobierno sirio.

También estamos en un momento crucial de esta guerra civil, hoy en día los dos sindicatos más importantes están apoyando una huelga general, muchas asociaciones profesionales, médicos, de la Enseñanza, están convocados a una huelga, una protesta, junto con los activistas de las últimas semanas.

Entonces, si los obreros están involucrados eso cambia todo el sentido de la protesta, no es simplemente el problema por un parque ni un problema ecológico, ahora estamos frente a protestas contra un gobierno antidemocrático, pro imperialista, que está metido en todos los proyectos más atrasados de los grupos del Golfo, los grupos más fanáticos, fundamentalistas.

En este sentido, la alianza de Erdogan con Arabia Saudí, con Qatar y con los Estados Unidos, muestra que no hay nada progresista en su gobierno y ha quedado dividido el país en por lo menos dos partes, un lado respaldando el gobierno islámico autoritario y por otro las fuerzas populares apoyando un camino hacia la democratización del país.

EChI: Hace un tiempo que no hablamos de Grecia. ¿Cómo está la cosa por allá?

JP: En Grecia las cosas se siguen deteriorando frente a una purga de la emisora pública por parte del gobierno y que da comienzo al despido de 150.000 trabajadores públicos, simplemente para cumplir con el préstamo que recibieron.

Mientras tanto la economía sigue a la baja, crecimiento negativo del 4% en este año, la desocupación se mantiene en cerca del 30%. Recibimos noticias de un gran congreso que realizó el partido de izquierda, Syriza, convocado para proyectar un programa muy detallado de una alternativa, con más de tres mil delegados de todo el país involucrados. Parece que ahora Syriza es el partido mayoritario. Entre la coalición de gobierno, la derecha y los de la pseudo centroizquierda, están cada vez más deteriorados y la alternativa está claramente en la izquierda. Pero el gobierno de derecha no se atreve a convocar nuevas elecciones pese a estar muy desprestigiado y no tener ninguna capacidad de recuperar la economía.

Grecia es un país totalmente polarizado, las huelgas generales se siguen multiplicando. Hoy mismo [por el lunes] hay convocada una protesta más por el despido de los trabajadores de la TV y la radio pública. Y se va a seguir deteriorando hasta que en algún momento el gobierno convoque a nuevas elecciones, donde la izquierda podría fácilmente ganar. Pero luego tendremos que ver la capacidad de crear un nuevo régimen, un nuevo proyecto económico y social.

La situación para la derecha está muy deteriorada y no tiene nada que ofrecer. El problema es cómo desplazarla. No hay ninguna fuerza insurreccional en Grecia. Todos están dentro de los cauces legales, los sindicatos pueden convocar huelgas pero quedan a ese nivel y no como proyecto de toma de poder. Entonces, debemos ver el equilibrio precario que existe entre el crecimiento de la oposición de izquierda y la capacidad de gobernar de parte de la derecha.

EChI: ¿Europa del sur sigue dependiendo de Alemania y del obediente gobierno socialista francés?

JP: Desde el comienzo la Unión Europea era un proyecto alemán para extender su influencia, sus exportaciones, penetrando primero y controlando los principales sectores económicos de la República Checa, Polonia; y proyectando su poder en el sur. Aparentemente financiando el presupuesto, pero al mismo tiempo ganando acceso a los mercados y al sector financiero, a tal punto que debemos decir que la Unión Europea es una expresión del imperio informal de Alemania; que es el país que más dicta las condiciones del funcionamiento económico.

Ahora, más allá de eso, Francia siempre se pensaba como un socio con Inglaterra, pero cada vez más la brecha entre Francia y Alemania crece. Mientras que Hollande busca alguna forma de continuar la asociación pero cada vez con menos influencia.

Alemania tiene aliados en Holanda, Bélgica y los países nórdicos, formando la fuerza motor de la Unión Europea. Mientras que los países del sur son meramente dóciles al gobierno de Berlín. No creo que haya ninguna discusión sobre quién manda y dirige la política actual de la Unión Europea. Francia ha perdido influencia y con Hollande solo puede repetir alguna forma diferente, pero en la misma línea que Alemania, con la diferencia que en Francia el sindicalismo y la clase obrera puede poner más resistencia que la clase obrera alemana que está mucho más integrada con el sistema político. En Francia los obreros pueden poner alguna resistencia para evitar que Hollande entre en el mismo camino de austeridad que los otros países del sur europeo.

EChI: Bien, Petras ¿en qué otros temas están trabajando?

JP: Los más importante en este momento, que podríamos citar rápidamente es el tema Siria, donde Barack Obama ha generado una gran escalada de agresión, a partir de la declaración pública de que van a armar con todo tipo de armamento a los mercenarios. Eso es una escalada. Más que nada sabiendo que hay más de cuarenta mil yihadistas operando en Siria, son invasores provenientes de todas partes del mundo y que son la principal fuerza militar asociada con Washington, Arabia Saudi, la Francia de Hollande.

Ya están preparando en Washington una zona de exclusión aérea. Es una escalada muy seria, Rusia ha declarado que seguirá aumentando los envíos de armas en defensa de la soberanía de Siria; Irán anunció que van más de cuatro mil voluntarios a apoyar al gobierno sirio; en todo sentido hay una internacionalización de la guerra contra las agresiones. Me parece algo parecido a la guerra civil en España donde los fascistas intervinieron para apoyar a los franquistas. En el caso de Siria equivalen a los países imperialistas, apoyando las fuerzas más terroristas en todo el mundo musulmán.

El hecho de que Rusia, Irán, Hezbolá estén apoyando a Siria y que los terroristas mundiales estén recibiendo apoyo de Turquía y Estados Unidos, es un problema con implicaciones globales porque una vez que están todos involucrados, no hay límites sobre el lugar donde la guerra se puede extender. Estamos en una situación en la que lo que empezó en Siria puede extenderse a toda la región en el próximo período.

Eso como un punto importante. Otro tema que debemos volver a tocar es el espionaje en los Estados Unidos, porque el gobierno de Obama justificó públicamente el espionaje político en todas sus dimensiones y alcances, hasta el punto de justificar los archivos de más de trescientos millones de norteamericanos, diciendo con todo cinismo que están estableciendo un equilibrio entre seguridad y libertades.

Nadie tiene la posibilidad de saber qué están haciendo las agencias de seguridad, no hay ninguna posibilidad de abrir las fichas para ver quién está caracterizado como riesgo moderado, riesgo alto. Pero sabemos que entre las revelaciones del señor Edward Snowden descubrimos que cualquier ecologista, cualquier trabajador en huelga, cualquier integrante de ‘Occupy Wall Street’, están ahora caracterizados como ‘posible riesgo de seguridad’.

Y cuando Obama dice equilibrio, lo que hay realmente es un gran desequilibrio donde el gobierno tiene todo el poder de investigar, castigar, interrogar, a cualquier persona sobre cualquier actividad legal y el ciudadano no tiene ningún instrumento judicial o legislativo para enfrentarlos. Es un total desequilibrio que favorece al estado policial, mientras que los ciudadanos, los activistas quedan en una situación mucho más débil. Todavía la gente aquí no ha tomado conciencia de que toda la represión que hemos enfrentado está afectando su estándar de vida, porque cualquier sindicalista que va a la huelga puede ser considerado un riesgo, puede ser investigado porque se considera que está atacando una empresa que podría vincularse a una actividad estratégica, y atacar una empresa supuestamente estratégica es causa de sospecha.

Por último, queríamos referirnos a un tema muy importante, que son las elecciones en Irán, donde Hasan Rohani, un candidato más flexible, más abierto a los grupos democráticos, ganó las elecciones dentro de un marco de apoyar un régimen islámico y en favor de seguir apoyando a Siria y a los palestinos.

Ahora, muchos tratan de decir que es simplemente un moderado, pero lo señalan como moderado porque simplemente el tipo declaró que está dispuesto a negociar sobre cualquier problema, incluso sobre el programa nuclear. Pero es imposible imaginar que el nuevo Presidente vaya a abandonar un programa de energía nuclear.

Ese es el tema. Cuando ellos hablan de moderación están pensando que el nuevo Presidente va a renunciar al enriquecimiento de uranio, que va a renunciar a un programa organizado desde hace 30 años para satisfacer los ultimátums del occidente. Y con esta imagen que están proyectando están anticipando un rechazo y Rohani no puede renunciar al programa, podría hacer una flexibilización en las negociaciones, puede buscar bajar las sanciones.

Pero es imposible que él pueda renunciar a todos los programas de Irán y no va a abandonar el apoyo a Siria, porque Siria es esencial estratégicamente para la protección de Irán y evitar el cerco.

Yo creo que es positivo, porque muestra la apertura en Irán. Un cuasi democrático sistema, con seis candidatos con una gama de diferencias. Y voy a decir una cosa: los problemas y programas en debate en Irán son muchos más amplios y abiertos que en las elecciones de Estados Unidos. Es que en Estados Unidos es imposible tener un candidato reformista, porque los dos partidos reciben milliones de dolares, tienen el monopolio de los medios de comunicación sumado a las restricciones legales sobre la posibilidad de montar una candidatura opuesta.

Es mucho más democrático y abierto el sistema en Irán, con más posibilidades de selección. Además el porcentaje de voto en Irán llega a un 73% mientras que en los Estados Unidos apenas alcanza al 50%. Entonces los iraníes entienden que tiene más sentido ir a votar en Irán que en Estados Unidos.”

Anuncios

Un comentario en “Es falso que sea el de Turquía un gobierno islámico moderado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s