obama el risueño

El presidente de Bolivia Evo Morales pidió autorización al gobierno español para efectuar una escala técnica en Las Palmas de Gran Canaria procedente de Moscú, donde asistió al Foro de los Países Exportadores de Gas, asegura el diario derechista español ABC. Ante la posibilidad de que el ex analista de la CIA, Edward Snowden, viajara con el presidente boliviano y decidiera pedir asilo en territorio español, el gobierno organizó un dispositivo especial de la Policía Nacional para impedir que el exagente bajase del avión presidencial y realizara una petición de asilo a España, infoema.

Sin embargo, fuentes de Exteriores aseguraron a ABC que si Snowden llegara a realizar tal petición, «no quedaría más remedio que sustanciarla judicialmente». Las mismas fuentes aseguraron a ABC que Exteriores había recibido todas las garantías del gobierno boliviano de que Edward Snowden no viajaba en el avión presidencial con Evo Morales.

Una situación similar se había vivido unas horas antes con el avión en el que viajaba el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que había asistido a la misma cumbre en Moscú. Durante algunas horas se especuló con la posibilidad de que Snowden viajara con Maduro y España se viera obligada a estudiar el problema que se plantearía si el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decidía trasladarlo en su avión a Caracas y pedía hacer escala en España.

Finalmente, el presidente venezolano decidió viajar a Bielorrusia, lo que descartó que se produjera ese problema, cuenta el diario conocido por sus disparates antichavistas.

Tras conocerse la petición de asilo de Snowden a España, lo mismo que a otra veintena de países, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo señaló ayer en los pasillos del Congreso que Edward Snowden no tiene derecho a pedir asilo en su país porque no se encontraba en territorio nacional. Indicó que una demanda como esa no tendría «efectos jurídicos» porque la Ley de Asilo y Protección Subsidiaria sólo concede el derecho a pedir el asilo en nuestro país a personas «que están en España».

Como es frecuente que en los vuelos de regreso a Venezuela España sea un punto de escala, las autoridades de nuestro país estudiaron la situación que se podía plantear si EE.UU. reclamaba a España la entrega de Snowden cuando se produjera la parada. Expertos legales consideraron, según indicaron las mismas fuentes, que España no podía acceder a una hipotética petición estadounidense, ya que las Fuerzas de Seguridad no podrían entrar en el avión de Estado de Venezuela y ni siquiera pedir la lista de personas que van a bordo.

(Fuentes consultadas: ABC y Contrainjerencia)

Anuncios