LA CIA

 

De ser rigurosamente cierta esta noticia, Nicolás Maduro tendría que protegerse muchísimo a sí mismo, la CIA no dejaría de ser noticia por su falta de opacidad en aumento, y, en cualquier caso, todo lo que aún se ignora demostraría que por cada emboscada del enemigo que sortees, infinidad de trampas te acechan sin que ni siquiera de ellas sospeches.

Es harto duro ser Maduro o cualquier otro representante latinoamericano (como Cabello o cualquier figura política y administrativa semejante) que no se arredre frente a incesantes avisos imperiales al más puro estilo de la mafia de Estado. Lo que podrán leer seguidamente fue recogido por medios como la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) y Aporrea, los cuales dibujan un complot más que retorcido basado en supuestas, por no decir falsas directamente, rivalidades internas entre dos célebres y significativos abanderados del PSUV y, por ende, del bolivarianismo.

El periodista José Vicente Rangel replicó una información sobre planes de asesinar al presidente de la República, Nicolás Maduro, reflejada en el portal web La Colmena, del doctor Pedro Grima Gallardo, con el apoyo de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), en Chile.

“Los agentes y criminales a sueldo de la CIA que operan en Chile, Washington Moreira (con credencial de la DEA) y Todd Porter (del FBI), son los encargados de gestionar el traspaso de recursos clandestinos para llevar a cabo el asesinato de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello”, citó Rangel del texto publicado en el blog pedrogrima.blogspot.com.

Durante su programa José Vicente Hoy, el comunicador señaló que en el blog se plantean dos escenarios posibles. “El primero se refiere al asesinato de Maduro dentro de un ambiente de caos social y desorden generalizado, creado artificialmente”, dijo.

De acuerdo con lo que publicó Gallardo, el hecho podría provocar un vacío de poder para presionar una intervención militar, apoyada por la oposición, por lo cual la CIA ha redoblado sus contactos con mandos militares para sondear posibles reacciones.

La información señala que en caso de que fracasara el intento de magnicidio se pretenderá asesinar al diputado Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, para acusar a Maduro y al servicio de inteligencia iraní.

“El financiamiento de esta operación vendría vía narcotráfico”, dice el portal de La Colmena, que señala nombres de algunas empresas con presencia en Chile, Bolivia, Perú, Colombia y una con sede en Atlanta, Estados Unidos.

Este no muy largo documento en formato video que he decidido adjuntar nos ayudará a reforzar argumentos como los leídos, lejos de caídas en hipótesis paranoicas y barato amarillismo:

Anuncios