“Lo que dice el señor Rajoy es falso”

imagen televisiva de Rajoy

 

Como se aprecia en la imagen que ilustra esta entrada, la redacción de la tele que no es de todxs, TVE, afirmaba en riguroso directo que el Primer Ministro español faltaba a la verdad. ¿Error  de lengua? ¿Fallo traicionero del subconsciente? ¿Algún que otro despido laboral a la vista? ¿Le echarán la culpa a la “pérfida” teconología?  En cualquier caso, si hay un fallo evidente es el de la doble “e” al conjugar el verbo “dejar”.

Vayamos ahora a leer, a través de Tercera Información, lo que expresa César Pérez Navarro:

Mariano Rajoy compareció en el Senado obligado por la presión mediática interna y externa, pero también por iniciativa de la oposición, que pide mayoritariamente su dimisión como consecuencia del escándalo de financiación ilegal del PP durante más de 20 años. La comparecencia se maquilla al tramitarse por “petición propia para informar de la situación política y económica” del país, y no para dar las oportunas explicaciones por su implicación y la de la cúpula de su partido en la trama de corrupción de sobresueldos en negro y la concesión de contratos públicos a cambio de sobornos. Se emite un 1 de agosto, justo el día que la gente se va o viene de vacaciones.

La 1 de TVE conecta con el Senado para retransmitir únicamente las palabras de Rajoy y Rubalcaba, y cambia al marginal canal de 24 horas para el resto de los grupos de la oposición. Al descarado apoyo al bipartidismo por parte de TVE se suma que el presidente ni siquiera responde en su segundo turno grupo a grupo, sino que da una respuesta conjunta para todos.

El telediario de las 15 horas de TVE se refiere al error infantil de Rajoy de leer la indicación entre paréntesis “(fin de la cita)” y repetirla otras ocho veces para disimular su ridículo en los siguientes términos;

“Una de las que más ha dado que hablar en este debate ha sido textualmente “fin de la cita”. La ha utilizado al principio Mariano Rajoy para terminar citas de otros dirigentes políticos y sobre todo de Alfredo Pérez Rubalcaba. A partir de ahí, casi todos los portavoces han echado mano de esa frase”, dice la presentadora. “La coletilla que ha utilizado Mariano Rajoy (…)”.

Esta es la manera neutral que tiene TVE de informar de una anécdota bochornosa. La lectura por error de una anotación entre paréntesis de quien le escribió el discurso, anotación que el presidente -evidentemente- no tenía que leer y de la cual se han burlado buena parte de los portavoces de la oposición. La burla es entendida por el telediario de las 15 horas de una forma muy diferente: “los portavoces han echado mano de esa frase”.

Sin olvidar que la anécdota pueda usarse para esconder el fondo de un discurso plagado de mentiras, en el cual Rajoy dice que “se equivocó al confiar en Bárcenas”, niega la contabilidad B, tacha de “totalmente falsas las todas acusaciones”, acusa a la oposición de hacer un uso “fraudulento de la moción de censura” y se empecina en que “ni va a dimitir ni va a convocar elecciones legislativas”. “Que quede muy claro”, añade.

A pesar de las evidencias, no existe ninguna evolución en la idea central del discurso de los asesores del PP: “no tengo constancia alguna de que mi partido se halla financiado ilegalmente”. Nada importa que un 83% de los españoles crean el PP se financió ilegalmente con dinero negro procedente de los empresarios y después lo repartió entre sus dirigentes. El PP no se irá de manera voluntaria, sólo lo hará si le obliga la justicia, y desde meses atrás “hace lo que puede” para que esto no ocurra.

Los tiempos de la información, exageradamente descompensados, como siempre. Tras los titulares, la noticia dura algo más de 13 minutos. A los argumentos de Rajoy se le dedican los primeros 3,29 minutos. Los 2,48 minutos siguientes son para Rubalcaba. Otros 2 minutos para el toma y daca entre Rajoy y Rubalcaba. Al fin, la presentadora da paso a los argumentos del resto por este orden: 15 segundos del telediario para Durán y Lleida (CIU), 14 segundos para Cayo Lara (IU), 14 a Coscubieta (La Izquierda Plural), 16 a Rosa Díez (UPyD), 12 a Aitor Esteban (PNV), 9 al portavoz del Grupo Mixto y 24 segundos al portavoz del PP, Alfonso Alonso. Para colocar la puntilla, otro medio minuto para la respuesta de Rajoy. A Amaiur, como ya es norma, no se le concedió ni un sólo segundo.

En total, 9,11 minutos para el argumentario de PP y PSOE (más de 6 sólo para el PP) y poco más de 1 minuto para los demás partidos políticos. Lo que queda del tiempo para comentar anécdotas.

Del no debate sólo podemos quedarnos con otra anécdota recogida en Twitter. A las 9,41 horas de esta mañana le colocaron en el canal 24 horas el siguiente rótulo a Rajoy mientras intervenía en directo: “Lo que dice el señor Rajoy es falso. Deejemos trabajar al juez”. ¿Lapsus o no lapsus de becario mal pagado? ¿Club clandestino de la lucha?

Anuncios

Un comentario en ““Lo que dice el señor Rajoy es falso”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s