conflagración mundial

 

Y esperamos no estar en lo incierto. Esperamos que no se trate de una maniobra política y mediática de los yanquilandeses.

Las principales agencias de prensa y los medios (casi siempre de incomunicación) burgueses no han tenido, por el momento, sabido lo sabido, más remedio que publicar lo que se relata en este post:

La decisión del Presidente estadounidense, Barack Obama, de buscar la autorización del Congreso antes de seguir adelante con un ataque militar en Siria ha sido interpretada por el régimen de Damasco como “el inicio de la retirada” estadounidense.

Así lo ha interpretado el diario oficial sirio Al-Thawra en su edición de hoy. “Lo que Obama anunció ayer, directamente o a través de su implicación, supone el comienzo de la histórica retirada americana”, señala Al-Thawra en su editorial, que lleva a la portada.

Y en esa misma línea desafiante se posiciona de nuevo el presidente sirio. En un encuentro con el asesor de seguridad iraní Alaeddin Boroujerdi, del que informa la televisión estatal, Al Assad contesta a EEUU que Siria es capaz de enfrentarse “a cualquier agresión exterior”. “Las amenazas de los estadounidenses de lanzar un ataque contra Siria no nos desalentarán de nuestros principios de luchar contra el terrorismo, apoyado por algunos países regionales o de Occidente, sobre todo EEUU”.

Obama anunció ayer que solicitará la autorización del Congreso antes de atacar Siria por haber usado presuntamente armas químicas contra la población civil. Esta petición supone, de hecho, retrasar el ataque al menos en 10 días.

El viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad, no se ha salido de la línea triunfalista: “La decisión de declarar la guerra a Siria es criminal y errónea. Estamos seguros de que saldremos victoriosos”, ha dicho en declaraciones a los periodistas que le esperaban a las puertas de un hotel en Damasco.

Anuncios