A Carromero, el santo inocente, no le enciende ninguna velita la Magistratura de su patria

Él se mira así al espejo y se ve sobredimensionado. ¿Por qué será?
Él se mira así al espejo y se ve sobredimensionado. ¿Por qué será?

La Audiencia Nacional se opone al indulto que pedía para su persona y su causa el peligro número 1 de las carreteras españolas y cubanas. El órgano jurisdiccional, a través de su Sala de lo Penal, considera que el niñato Carroñero hace vida normal merced al tercer grado penitenciario de que disfruta; una situación inmerecido, según legiones de personas justas y de buena fe. Es una lástima que la última palabra la tenga el “más que revolucionario” Consejo de Ministros hispanoeuropeo.

Human Rights Watch, tan servicial con el imperialismo que la mantiene cual querida de lujo, al igual que ocurre en el caso de A.I., sostiene que el proceso contra A.C. en Cuba por la muerte de Oswaldo Payá y de otro miembro local de la gusanera contrarrevolucionaria fue “falso y sin validez”.

Es lógico que esta organización sin principios ni escrúpulos convierta en un juicio político la temeridad manifiesta de un joven fascista al volante, quien además es un enchufado del PP sin honestidad y torpe en sus alegaciones hasta límites sencillamente intolerables.

El aborrecible tipo proclama sin vergüenza que es un “inocente”; sólo le falta pedir que quiten la Cibeles en Madrid para hacerle a él un monumental homenaje.

Parece ser, por si fuera poco, que el “martirizado” y superpijo pepero está siendo arropado por ciertas autoridades y personas jurídicas yanquis, siempre dedicadas con toda el alma a procurar la libertad capitalista para el pueblo de Cuba, aunque éste no se la pida ni borracho en una macrofiesta por donde corra el ron en abundancia. Nada más y nada menos que el Kennedy Center, senadores republicanos y demócratas, así como la Embajadora gringolandesa ante Naciones Unidas se solidarizan con el viacrucis soportado por el pájaro que pretende llevar su caso, ahora que en el planeta no hay problemas a la vista y se respira un aire de paz sin precedentes, ante cortes internacionales.

El estúpido chico argumenta que, gracias a su sinceridad a la hora de relatar los hechos por los que ha sido tan “perseguido”, se ha quitado una “losa” de encima.

¡Carroñero, Carroñero! La losa que más pesa es la formación neofascista que bien te arropa y te llena la panza, mientras que a millones de tus compatriotas los condena a una muerte lenta, por carencia de casi todo tipo de atenciones básicas, en “virtud” de una política que se acerca peligrosamente a una modalidad de elitista y repugnante genocidio contra los pueblos trabajadores del Estado español.

Cállate un poquito, padre mío, que mayor ridículo que el que ya has hecho, con tus historietas de fantasmas y vampiros, es difícil de eclipsar.

Bueno, no tan difícil, porque las declaraciones de la familia de O.P. acerca de las “democráticas bondades” del régimen españolazo son para enmarcarlas y colgarlas en la sala de retratos de un vulgar museo de los horrores.

¡Qué canalla!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s