fascismo olímpico

La Botella y su troupe no necesitaron exhibir un video de presentación en que se viese el Madrid real y hundido, el de los indigentes hurgando en los contenedores de basura, las interminables colas del paro, la chulería y la impunidad de fascistas enchufados, agresivos y represores, niños sin escuelas decentes y asequibles, los residentes extranjeros desesperados por recibir determinadas prestaciones sanitarias que no pueden esperar, los escandalosos contrastes entre los distritos y barrios acomodados y los de la inmensa mayoría, los del cada vez más humillado pueblo trabajador.

Algún capullo de la prensa del régimen, da igual que sea nominalmente pública o privada, reprocha a lo que él llama España, la falta de unidad nacional, el hecho de que todos los españoles (aunque lo seamos sólo por imposición constitucional)no estemos unidos de cara a alcanzar el “glorioso” objetivo común de la concesión a una ciudad de “nuestra Patria” del “honor” de ser una sede olímpica veraniega.

Madrid ciudad, capital del decadente Estado dirigido por el neofranquismo. Comunidad de Madrid, paraíso de los golfos más neoliberales de la Península Ibérica. Madrid, la tierra gobernada por forofos del despilfarro que desprecian a los que más merecen ser beneficiarios de un gasto social y se vuelcan en obras faraónicas que, finalmente, no sirven prácticamente para nada.

Parece cosa de justicia poética. Podríamos pasar horas enumerando los motivos por los que no nos alegramos por Tokio pero sí nos alegramos por el batacazo que, en realidad, se ha llevado la criminal oligarquía española, en general, y la madrileña, en particular.

Marca “España”. Marca “Madrid”. Un equipo facha y blanco que enriquece hasta el hartazgo a un pateapelotas sin que nadie salga a la calle para mostrar su repulsa a tal despropósito.

Tenemos NO-DO con lloriqueos para rato, eso sí. Pero ¡que se joda el sistema! Se merece muchísimos varapalos más.

Se necesitaba esta buena nueva. ¡Muchas gracias, “Olímpico y Paralímpico Destino”!

Anuncios