No seamos cándidos: la paz mundial, tanto transitoria como definitiva, es otra cosa
No seamos cándidos: la paz mundial, tanto transitoria como definitiva, es otra cosa

No se ha dicho aún la última palabra; no es aconsejable confiar en casi nadie, pero la actual distensión genera un alivio considerable, al menos momentáneamente.

Rusia puso de relieve que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) ha confirmado que se fabricaron los videos y fotografías que supuestamente muestran a las víctimas de un ataque químico cerca de la capital siria, Damasco.

El Ministro de Relaciones Exteriores ruso dijo en un comunicado reciente que los expertos internacionales y líderes públicos y religiosos sirios presentaron sus pruebas a la vigésima cuarta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra el 9 de septiembre.

También dijo que la evidencia proporcionada por numerosos testigos confirma que los militantes que luchan contra el gobierno sirio utilizaron armas químicas el mes pasado en el Ghouta, suburbio al oeste de Damasco.

Los participantes en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU advirtieron de las consecuencias de un ataque militar contra Siria, y señalaron que este tipo de ataque constituiría una cruda violación del Derecho internacional.

El gobierno de EE.UU. ha estado utilizando las imágenes y las fotos en cuestión para ganar apoyos para un ataque militar contra Siria.

La reciente retórica de la guerra contra la antiimperialista nación árabe primero ganó impulso el 21 de agosto, cuando los militantes que operan en Siria y la oposición apoyada desde el extranjero afirmaron que más de mil personas habían muerto en un ataque químico perpetrado por el gobierno sirio en las afueras de Damasco.

El gobierno sirio rechazó categóricamente la acusación.

Sin embargo, varios países occidentales, con los EE.UU. a la cabeza, rápidamente comenzaron la campaña para la guerra contra Siria.

El 31 de agosto, el presidente Barack Obama dijo que iba a solicitar la autorización del Congreso para emprender ataques contra Siria.

Sin embargo, los informes indican que la mayoría de los miembros del Congreso están en contra de iniciar dichos ataques o están aún indecisos. El Senado pospuso, por su parte, una votación sobre la resolución propuesta por la administración estadounidense para atacar a Siria.

Siria ha sido presa de disturbios mortales desde 2011. Las Naciones Unidas han informado de que más de 100.000 personas han muerto y de que ha habido millones de desplazados por la violencia.

El titular de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, afirmó que Rusia está trabajando con Siria en la preparación de un plan acorde con la iniciativa rusa sobre las armas químicas, y añadió que la realización de este plan será en cooperación con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la Organización para la prohibición de armas químicas (OPAQ) y el Consejo de Seguridad Internacional.

En una rueda de prensa sostenida con su homólogo libio, Mohamad Abed al-Aziz, el jefe de la diplomacia rusa aclaró que la iniciativa que establece poner las armas químicas en Siria bajo una supervisión internacional no es una iniciativa rusa por completo, ya que se produjo tras contactos con EEUU, y destacó que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, habló ayer de la posibilidad de evadir el golpe premeditado contra Siria si se resuelve este asunto.

Lavrov manifestó su optimismo por el hecho de que varios estados acogieran con beneplácito la iniciativa rusa, y señaló que el presidente estadounidense declaró en una rueda de prensa que la iniciativa rusa favorece la solución del asunto de las armas químicas con medios diplomáticos, si existiera un mecanismo claro para ello.

El señor Lavrov hizo hincapié en que los investigadores de Naciones Unidas deberían regresar a Siria para completar su trabajo y presentar un informe completo al Consejo de Seguridad Internacional, para revelar la realidad y llevar a juicio a los que usaron las armas químicas.

Asimismo, dijo que Rusia y Libia recalcan la importancia de resolver todos los problemas sobre la base del respeto al Derecho internacional, la soberanía, la independencia de los Estados y la Carta de la ONU.

A su vez, el canciller libio informó de que la iniciativa ruso aún no se ha debatido en la Liga Árabe.

El portavoz de la Presidencia Rusa, Dimitri Peskov, anunció que el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense habían debatido, al margen de la cumbre del G-20 celebrada en San Petersburgo, acerca de poner las armas químicas en Siria bajo la supervisión internacional.

La agencia rusa Interfax citó a Peskov diciendo que “el asunto ya fue discutido realmente” sin esclarecer cuál de las partes planteó el tema.

El Presidente de Relaciones Internacionales en el Consejo de la Duma (Parlamento) en Rusia, Alexi Boshkov, dijo que la iniciativa rusa de poner el arsenal químico sirio bajo control internacional, abre un camino real para salir de la crisis en Siria sin una intervención militar extranjera.

Citado por la agencia de noticias rusa Itar-Tass, Boshkov afirmó que Rusia hizo “una propuesta muy lógica, y, es más, el Ministro sirio de Relaciones Exteriores y Expatriados Walid Moallem, la ha aceptado efectivamente”.

Asimismo agregó que la Casa Blanca tiene ahora dos opciones: una, tomar seriamente en consideración la propuesta rusa y dar una respuesta positiva a la misma, lo que significaría que Estados Unidos ha decidido aprovechar esta oportunidad para renunciar a la intervención militar que ha dividido al mundo en dos grupos, a favor y en contra de la guerra.

Boshkov explicó que esta opción proporcionaría a EEUU y al presidente Obama una manera de salir de la compleja situación política en la que se han metido los estadounidenses a través de sus duras declaraciones contra Siria.

El parlamentario ruso siguió diciendo que la segunda opción sería ignorar la propuesta rusa y mantener el escenario militar, pero ello constituiría una muy mala decisión, dijo, pues la insistencia de Washington de seguir adelante perjudicaría la reputación y el prestigio de USA ante el mundo.

“La raíz del problema radica en el hecho de que Estados Unidos y sus aliados en el Golfo han estado haciendo sus máximos esfuerzos desde hace casi dos años para socavar al gobierno sirio”, puntualizó el funcionario ruso, y añadió “que a través de esta iniciativa, tenemos ahora la oportunidad de comprobar si realmente los Estados Unidos quieren descartar el uso de armas químicas en Siria en el futuro, o si sus intereses se centran solamente en el cambio de gobierno en Siria”.

“A partir de la reacción estadounidense, el mundo será capaz de juzgar las verdaderas intenciones y objetivos de la política exterior de EE.UU. en la crisis en Siria”, estimó.

En este contexto, el Consejero de Seguridad Nacional estadounidense, Ben Rhodes, dijo que su país tiene la intención de hacer seguimiento con Rusia de su iniciativa sobre el tema de las armas químicas en Siria.

Igualmente, el Departamento de Estado de EE.UU. anunció que Washington considerará seriamente la propuesta rusa.

La iniciativa del Ejecutivo ruso presentada en la noche del pasado lunes, 9 de septiembre, fue recibida con satisfacción por el Gobierno de Siria, quien en boca de su Ministro de Exteriores y Expatriados, Walid Al Moallem, anunció que su país acepta la iniciativa, partiendo de su interés en la vida de sus ciudadanos y la seguridad de la nación, y también de su confianza en la prudencia de la dirigencia rusa para impedir la agresión estadounidense contra el pueblo sirio.

Por su parte, China expresó su bienvenida y apoyo a la iniciativa presentada por Rusia de poner el arsenal químico en Siria bajo supervisión internacional ¨siempre que la misma permita llegar a una solución política a la crisis¨. El portavoz de la cancillería china, Hong Lei, anunció durante su rueda de prensa periódica transmitida por AFP, que “China da la bienvenida a la propuesta de Rusia y la apoya, ya que dicha oferta conduce a paliar la tensión en Siria y discurre en dirección a una solución política de la crisis, manteniendo la paz y la estabilidad en Siria y la región”.

Lei exhortó a la comunidad internacional “a estudiar la iniciativa rusa de una manera positiva”.

China se opone, así como una gran cantidad de países lo hacen, a cualquier ofensiva estadounidense contra la amenazada nación del Medio Oriente.

El secretario en jefe del gabinete japonés, Yoshihide Suga, dijo en una conferencia de prensa citada por la Agencia de noticias rusa ITAR-TASS que el gobierno japonés está dispuesto a apoyar los esfuerzos de los países pertinentes a este asunto, y en este contexto,dicho gobierno se adhiere a la propuesta de Rusia y considera que es un enfoque prometedor.

El alto funcionario nipón puntualizó que Japón mantendrá estrechas consultas con los países interesados y que se mantendrá pendiente de lo que haga el gobierno sirio y de la seriedad de su compromiso.

“La iniciativa rusa permite a Washington desmarcarse de otro peligroso conflicto en Oriente Medio”, expresó el embajador de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, a la cadena estadounidense PBS.

Churkin, quien opinó que la propuesta rusa ´es un buen paso´, dijo al respecto: “Esperamos que EEUU escuche esta iniciativa”.

“Si EE.UU. ataca a Siria, pondría fin a la oportunidad de alcanzar una solución política al conflicto en ese país, y podría acarrearle catastróficas consecuencias. Esta guerra se convertiría en otro Vietnam u otro Irak para Estados Unidos”, vaticinó Churkin, al tiempo que advertía de que “las repercusiones de una intervención militar en Siria serían impredecibles, ¨ya que no se trata de un videojuego”.

(Fuentes consultadas: PressTV.ir y Sana.sy)

Anuncios