che guevara

Ernesto Che Guevara, el mítico guerrillero argentino-cubano, murió un día como hoy del año 1967, asesinado en una humildísima escuelita de la localidad de Higueras, en Bolivia. Hace 46 años.

Su fama desde entonces e incluso antes, no ha cesado de crecer en el mundo entero, convertido en un símbolo universal de la rebeldía y ejemplo de sacrificio personal por una causa noble.

Nacido en Rosario, Argentina, Ernesto Guevara salió al encuentro con su destino desde sus años de joven estudiante de medicina, cuyos cursos interrumpió para lanzarse a compartir su piel con las inmensas y profundas multitudes de desamparados en América Latina, desde una punta a la otra.

La irreversible indignación humanitaria que cosechó entonces, encontró un cauce fértil en los preparativos revolucionarios que venía realizando otro joven cubano en tierras mexicanas, líder una generación decidida a derribar los muros de una tiranía oprobiosa en la mayor de las Antillas.

Incorporado a la lucha contra la dictadura de Batista en los combates de la Sierra Maestra, Ernesto Guevara alcanzó el máximo reconocimiento entre los luchadores y el pueblo cubano, que le valieron su nombramiento como comandante rebelde primero y dirigente de la Revolución y del Estado cubanos, después de la victoria del primero de enero de 1959.

Héroe universal

En Cuba fue presidente del Banco Central y Ministro de Industrias, cargos a los que renunció para volcarse a las luchas armadas de los pueblos de África y América Latina.

En 1967, a la cabeza de un grupo de guerrilleros cubanos y bolivianos, lo encontró la muerte en la quebrada del Yuro, Bolivia, perseguido por una compañía del ejército local dirigida y asesorada por expertos contrainsurgentes de los “rangers” norteamericanos.

Herido en combate, las altas esferas del poder decidieron fríamente su ejecución y el ocultamiento de sus restos.

Ninguno de sus asesinos ni de sus detractores ha alzanzado en estos 46 años transcurridos siquiera una mínima porción del prestigio histórico de Ernesto Che Guevara, extendido por encima de las fronteras del mundo, hasta convertirse en la personalidad del pasado reciente más conocida y admirada del planeta.

Sus banderas de reinvindicación de la justicia social animan los empeños de hombres y mujeres del mundo entero.

(Fuente principal: LaRed21)

Anuncios