Su Monsantidad manda con sus billetes bien verdes pero no ecológicos, precisamente
Su Monsantidad manda con sus billetes bien verdes pero no ecológicos, precisamente

“Lanata, el exitoso conductor de TV con el programa  de “investigación” más popular de Argentina, que no habla de Monsanto en sus shows “porque no hay consenso” (entre sus patrones) para que lo haga, tal vez se atreva con alguna limitada expresión acerca del tema como: “Lo que pasa es que la gente aplica mal el glifosato” o alguna estupidez por el estilo de las que Monsanto es maestro en su difusión. “

Ésta es la introducción redactada por la informadora argentina Lucía Fassbinder (de cinematográfico apellido), cuyos datos vienen a ser más exhaustivamente complementados por su colega y compatriota Analía López , ambas colaboradoras de la web de tendencia alternativa BWN Argentina.

Sin duda, Jorge el antikirchnerista bien remunerado por las fuerzas vivas del capitalismo más neoliberal e insalubre del hemisferio Sur está tan respaldado por el poder multinacional que argumenta que las semillas transgénicas y los alimentos procesados no son veneno, aun cuando lo son, y aun cuando importantes personalidades del mundo de la política, unas más conservadoras, otras más progresistas, pero todas capitalistas, reciben abierto o velado respaldo por parte de firmas que, como Monsanto, en absoluto valoran la salud humana por encima de multimillonarios beneficios anuales a nombre de la “innovación” y del “desarrollo” científico-tecnológico.

Lanata no menciona los daños ocasionados por la gigantesca transnacional estadounidense citada a cambio de no menos de 6 millones de pesos en calidad de recompensa; de recompensa por un astuto y nada desinteresado silencio a favor de una corporación que da pie a repetidas marchas en la República rioplatense en contra de la odiada, por los pueblos, empresa sin escrúpulos.

Es bien sabido que J.L. es un mercenario de la desinformación, de los chismes y de los embustes, una figura muy aupada por el ultrarreaccionario Clarín, periódico que paga a Jorgito, de acuerdo con la investigación llevada a cabo a tal efecto por Pedro Ylarri, cronista del Blog del Medio, 520.000 pesos mensuales, es decir, los seis millones de los que se ha hablado antes. Esto demuestra que no sólo Monsanto “convence” a gobernantes sino a medios de incomunicación que jamás se prestarían a servir al pueblo.

Por si esto fuera poco, Lanata recibe del antirrevolucionario Grupo Prisa una jugosa retribución en euros, ya que este individuo es, entre otras cosas más, columnista de la “izquierdista”, radiofónica y española Cadena Ser.

Añade, además, Ylarri que “Georgie” se forra con la venta de sus libros, con PNT, con Radio Mitre y con el programa televisivo” Periodismo Para Todos”, en el Canal 13, del propio Clarín.

Sin embargo, el cinismo de este tipo, icono mediático de su derecha extrema nacional, llega al punto de subrayar que no tiene más remedio que prestar sus servicios a Clarín, pues según él “es uno de los pocos medios que no está cooptado por el Gobierno” , a pesar de que, por desgracia, como ya se apuntó arriba, ni el mundo institucional ni el mediático de la Argentina son impermeables a las presiones ejercidas tanto por Monsanto como por la industria farma(fiosa)céutica en general.

¿Son, a fin de cuentas, las aspiraciones a conquistar la democracia económica  la prioridad de cara a revolucionar estructuralmente una sociedad? El debate se enriquece con múltiples aportaciones.

 

Anuncios