Israel fabrica bombas atómicas. No consta que Irán lo haga pero…

Así va el mundo, claro
Así va el mundo, claro

… la entidad sionista no descarta un ataque preventivo antiiraní.

En una sesión de la ‘Knesset’ (Parlamento israelí), que conmemoró los 40 años de la Guerra de Yom Kippur de 1973, el primer ministro de Israel dijo que “las lecciones de la guerra han estado con nosotros durante las últimas cuatro décadas”.

“Ellas están entrelazadas con los conocimientos acumulados de las otras guerras y batallas que hemos soportado. La primera lección es no subestimar las amenazas, nunca subestimar al enemigo y nunca pasar por alto las señales de peligro”, declaró Netanyahu.

“La segunda lección es no renunciar de antemano a un ataque preventivo”, añadió.

Asimismo, señaló que, aunque “una guerra preventiva es una de las decisiones más difíciles” que puede tomar un Gobierno, “hay circunstancias en las que la idea de una respuesta internacional a esta medida no es igual al alto precio que podríamos estar obligados a pagar por sufrir un golpe estratégico al que tendríamos que responder después, tal vez demasiado tarde”.

Netanyahu insistió en que “se podría decir que Irán se ha apoderado del Oriente Medio y no tiene interés en compromisos o acuerdos, sólo en eliminarnos”.

Cabe recordar que en su discurso en la Asamblea General de la ONU, Netanyahu instó a sus aliados a reforzar las sanciones contra Teherán, al tiempo que amenazó con atacar Irán en caso de ser necesario, con o sin apoyo de la comunidad internacional, para desmantelar las instalaciones nucleares iraníes.

En los últimos años la república islámica está siendo sometida a una creciente presión internacional por su programa nuclear. EEUU, Israel y sus aliados acusan sin pruebas a Irán de estar utilizando el programa energético como tapadera para fabricar armas nucleares en secreto.

Por su parte, Teherán rechaza las acusaciones, defiende los fines pacíficos de su programa y considera las sanciones occidentales como “ilegales e infundadas”. Además, ha advertido en reiteradas ocasiones que la verdadera amenaza para el mundo es EEUU, ya que es el único país que ha lanzado bombas atómicas en la historia de la humanidad.

No se puede decir lo mismo del engendro israelí, pues Varios informes del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por su sigla en inglés) revelaron que el régimen de Tel Avivi tiene a su disposición entre 100 y 300 ojivas nucleares y sigue fabricando de 10 a 15 bombas atómicas al año.

Hasta el momento el Gobierno sionista “ha producido entre 690 y 950 kilogramos de plutonio y continúa su producción en cantidades suficientes para crear anualmente cerca de una docena de bombas del mismo tipo que la que fue lanzada sobre Nagasaki”, explicó el SIPRI.

Además de fabricar armas nucleares y biológicas, Israel desarrolla tipos muy sofisticados de armas químicas, negándose a firmar acuerdos internacionales que permitan a observadores de la ONU inspeccionar su arsenal nuclear, químico y biológico.

El Estado israelí produce tritio, un gas radiactivo que se utiliza para crear ojivas de neutrones, que causan menos contaminación radiactiva, pero una tasa más alta de mortalidad.

Según varios informes realizados por diversas organizaciones internacionales, las armas biológicas y químicas se están desarrollando en el Instituto de Investigaciones Biológicas situado en Ness Ziona, cerca de la capital del país (que no es Jerusalén, desde luego).

Este instituto, además del centro nuclear de Dimona, es una de las organizaciones más secretas de Israel y permanece bajo la supervisión directa de “Bibi” Netanyahu.

Hay pruebas convincentes de que, aparte de las bacterias y de los virus convencionales, el Gobierno israelí está desarrollando armas biológicas sofisticadas, capaces de destruir el sistema inmunológico humano.

Aunque oficialmente el Instituto israelí lleva a cabo la investigación de vacunas contra virus y bacterias (como el ántrax), según algunas informaciones, en realidad estas investigaciones estarían financiadas por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y dirigidas al desarrollo de nuevos agentes patógenos con fines militares, que afectaría a la población que no dispone de una vacuna especial.

Israel es la única potencia nuclear que no ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear ni ha permitido que inspectores de la Agencia de Energía Atómica verifiquen sus instalaciones nucleares.

A ver cómo Obama, Rajoy y otros cipayos cantamañanas del “club” yanquisionista justifican todo esto ante la “comunidad internacional (occidental)”, en la Asamblea General de Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad de esta organización, para empezar. ¡Pandilla de rufianes!

(Fuentes: Yedioth Ahronoth y Russia Today)

amenaza nuclear israeli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s