Fin de la Doctrina Parot, pero momento de no bajar la guardia

euskadi-independencia y socialismo

El contenido de este post es una opinión de Borroka Garaia, leído en la sección de Euskal Herria de Lahaine.org.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, o también conocido como Tribunal de Estrasburgo, finalmente ha dado a conocer una sentencia firme en relación con el caso de la presa política Inés del Rio. Desestimando las peticiones del estado español, ordena la puesta en libertad inmediata de la que ya tendría que ser ex presa política, y castiga al estado a pagarle una indemnización.

El caso de Inés no es anecdótico, ya que decenas de presos políticos se encuentran en su misma situación. Presos y presas a las que se aplicó la doctrina 197/2006. Una medida diseñada para alargar cruelmente condenas, creada “ad hoc” y que no aguanta el requisito mínimo del terrorismo de estado y la guerra sucia que supone al menos intentar guardar las apariencias.

La aplicación retroactiva de la ley, imponer y sumar penas más graves que las aplicables en el momento en que la “infracción” ha sido cometida no aguanta ni en los apuntes de primero de derecho de ninguna universidad del mundo. La doctrina 197/2006 se creó con el único objetivo de ser un arma de guerra en manos del estado. Nada que ver con un estado de derecho. Y es que el estado español no lo es, es juez y parte en relación al conflicto que lo enfrenta contra las ansias de libertad de Euskal Herria, haciendo toda medida judicial contra la sociedad vasca ilegítima. No simplemente porque todo el entramado judicial español tendría que haber sido juzgado por sus conexiones con el franquismo al ser heredero de éste, sino porque es un ente que nunca ha contado con la rúbrica de la sociedad vasca. Ha sido impuesto por las armas a todo un pueblo que no cuenta con justicia propia.

Para los que no creemos en la justicia de la justicia burguesa, sea ésta española, francesa o europea, sobre todo en los casos donde se cruzan con el conflicto político en Euskal Herria, siempre surgen las preguntas y los porqués de ésta u otra decisión. Ya que nada es casual y mucho menos responde a baremos de justicia, sino a razones políticas e intereses concretos. Ya sea para evitar o impulsar algo.

Los tribunales europeos han caminado casi siempre de la mano de los estados español y francés en su lucha contra el independentismo vasco. Ahí está, por ejemplo, todo el aval que el mismo Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha dado a los procesos criminales de ilegalización.

Euskal Herria como proyecto nacional independiente debido a la existencia de un proyecto rupturista de izquierda de un potencial y una fuerza inéditos en Europa, además de una sociedad contraria a la OTAN, no recibe el apoyo directo de ninguna fuerza de peso occidental. Un estado vasco construido por la izquierda entre otras cosas podría ser un elemento de “contagio” no deseado.

El objetivo prioritario de esa parte de la comunidad internacional es la eliminación de ETA y la sujeción y asimilación política del MLNV en baremos internacionales medianamente controlables para sus intereses. Punto pelota. Si para ello es necesario tomar medidas en un momento dado, lo intentarán hacer poco a poco, por mucho que moleste a la estrategia cazurra del españolismo, que en realidad está inmersa en un debate estratégico de calado; iniciar un proceso de asimilación profundo o seguir tensando la cuerda.

Teniendo presente que ningún estamento capitalista va a aportar un ápice en la liberación de Euskal Herria ni en desmontar las bases reales sobre las que se alzan las torres represivas, eso no debe ser óbice para aprovechar todas las contradicciones que generen y todos los movimientos que realicen, aunque sus objetivos se encuentren en otros parámetros, y, en definitiva, meter cargas ahí donde ponen cuñas. Y es que es igual, en el camino hacia el redil acaban dándose cuenta de que los que han entrado confiados son ellos. Claro está, si se mantiene la vista clara en el horizonte y no se cree desde la credulidad del oprimido ciertas “bondades” que hagan bajar la guardia, si se tiene confianza en el pueblo trabajador vasco y en el internacionalismo, y no en los estamentos de poder.

De momento, y en este caso concreto, no queda otra más que acelerar motores hasta liberar a todos los prisioneros políticos a los que se les ha aplicado la maldita doctrina y erosionar políticamente sin compasión al estado por este motivo, sin olvidar que el que hizo e impuso la ley hizo la trampa y no descarta su ingeniería, a la que hay que oponer otra ingeniería superior, la del arte que hay que recuperar, el arte de la rebelión; en éste se encuentran las llaves de la salida. No sólo para todos los presos políticos, sino también para que Euskal Herria se escape de las garras de los estados.

Hay motivos para que la sociedad vasca esté satisfecha tras lo ocurrido en Estrasburgo, pero los mismos o más para mantener el nivel de alerta, o incluso incrementarlo. La lucha a favor de los derechos de los presos y la presión social tienen que aumentar.

Anuncios

2 comentarios en “Fin de la Doctrina Parot, pero momento de no bajar la guardia

  1. Lamentablemente ls derecha está nuevamente instalada en Europa, es un retroceso gigantesco del siglo XXI. Avanzemos defendiendo los que creemos en un Estado de Derecho como vivr en Libertad y la defensa de los DD.HH. en los dos casos. Tanto en de Euskal Herría, como en el caso de Diego Cañamero. El fascismo en su máxima potencia!!
    Salú Rafel
    Lía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s