E.A.

La presidenta del PP de Madrid rechazó el miércoles pasado la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que ha condenado a España por aplicar la doctrina Parot, ha señalado que es consecuencia del “mal llamado proceso de paz” del ex presidente de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, y ha advertido de que o se ilegaliza Sortu o la “próxima victoria” de ETA será tener al ex portavoz de Batasuna Ornaldo Otegi de lehendakari.

Ella, que es amiga de los mafiosos más viles del sur de la Florida y, por ende, enemiga del país más solidario del mundo, Cuba, tiene que tener un concepto muy sesgado de lo que significan los derechos humanos. Claro, quien insulta a la insurgencia colombiana y aplaude la existencia y las fechorías del régimen narcoparamilitarfascista de Bogotá o considera esperpéntico un galardón otorgado a la PAH no puede ver con simpatía un nuevo revés del Gobierno de sus compañeros de “fatigas”. No parece acordarse de su amiguito Aznar y su proceso de negociación con el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, sabe la Espe muy bien que ella odia a la izquierda abertzale por aquello que ésta reivindica (con o sin lucha armada), conoce perfectamente que ETA ya no está operativa ( y que ha cumplido su palabra dada) y debería recordar que precisamente figuras como Otegi tienden más a defender la solución del conflicto de Euskal Herria por la vía pacífica que por la violenta.

La Aguirre recordaba que cuando se dejó en libertad al etarra Josu Uribetxeberría Bolinaga mostró su desacuerdo con la decisión y dijo “con toda claridad”, siendo presidenta de Madrid, que no “era cierto” que no se podía hacer otra cosa.

La muy cínica no tiene ni una piedad elemental por el hombre (Josu Uritxeberría Bolinaga) que sólo fue excarcelado cuando sufría un cáncer en fase terminal, mientras que no suelta ni una palabra sobre Rodríguez Galindo, el secuestrador y asesino que dejó de estar entre rejas por una depresión. El terrorismo de Estado para la Cólera del Diablo (más que de Dios) debe de ser un mal menor o un bien a medias, lo mismo con “socialistas” que con “centristas” peperos.

Esperanza de la Clase Burguesa y Desesperación del Pueblo Trabajador confirmó su asistencia el domingo a la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) porque siempre ha apoyado todas las manifestaciones que han convocado las víctimas. “Y en esta ocasión no iba a ser diferente”, ha apostillado.

Esta pájara “genovesa” es capaz de volver a pedir el certificado de defunción de Napoleón Bonaparte. Muy mal tiene que estar la bocazas de memoria, porque el diccionario de la RAE define bien a las claras la noción de “víctima”, y que yo sepa hay casi 115.000 cuerpos inertes en zanjas ibéricas, de los que Aguirre no hace mención alguna. Los muertos no se levantan, pero sus descendientes no han perdido la voz. ¿Los va a escuchar alguna voz la predecesora de Ignacio González? La continuidad del franquismo está garantizada con los herederos biológicos e ideológicos que han impedido y siguen impidiendo que el Estado español recupere la cabeza que le fue cortada despaciosa pero implacablemente hace 77 años.

¿Por qué, Esperancita de los cojones, continúas abriendo tus fauces cuando no has sido nunca un referente moral para nadie a quien se le pueda relacionar con el término “virtud”?

(Fuente que ha servido de base para esta opinión de El Revolucionario Escarlata: la agencia Europa Press)

Anuncios