FpV

congreso nacional argentino

Muchas ilusiones se habían hecho los opositores del kirchnerismo tras el pequeño traspié sufrido por éste en las elecciones primarias de agosto, pero estos nuevos resultados otorgan a Cristina Fernández un margen de confianaza por parte del electorado que, sin duda, sabrá aprovechar inteligentemente de cara a las presidenciales de 2015. Será dentro de dos años cuando su más poderoso rival, Mauricio Macri, que acaba de ver cómo su fuerza política, el PRO, ganaba con holgura en la Ciudad de Buenos Aires. Aunque según el jefe de Gobierno porteño no le haría falta para ser Jefe de Estado de la República (si es que lograra serlo) contar con Sergio Massa, el del recién constituido Frente Renovador. Lo que indigna un poco, acerca de este último candidato, es que algunos medios de la prensa internacional más conservadora lo vean como el verdadero vencedor de las elecciones legislativas argentinas sólo porque Martín Insaurralde, del FpV, perdía como postulante en la provincia bonaerense.

Es inútil negar las evidencias: el kirchnerismo se mantiene fuerte.

El Frente para la Victoria ratificó su condición de primera fuerza nacional, tal como había ocurrido en las PASO, al obtener 7.463.946 votos (33,09) en las elecciones legislativas, escrutadas el 97,16 por ciento de las mesas.

Conservará el quórum propio en el Senado de la Nación ya que, gracias a sus aliados, llegará a tener 40 senadores, tres más que lo requerido para ostentar la mayoría absoluta.

La segunda fuerza será el radicalismo, con once legisladores, seguido por el justicialismo disidente, con siete.

En tanto, el PRO sumará por primera vez senadores: dos por la mayoría en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y uno por la minoría en Entre Ríos.

El resto de las bancas se las repartirán el Frente Cívico de Catamarca, el Frente Cívico de Córdoba y el Movimiento Popular Neuquino, con dos cada uno; y el Frente Progresista de Río Negro, el Socialismo, el Movimiento Popular Fueguino, GEN y UNEN, con uno.

El kirchnerismo obtuvo triunfos en Chaco, Entre Ríos, Río Negro, Salta y Tierra del Fuego; mientras que sus aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero ganaron de local.

En tanto, el PRO obtuvo el triunfo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Movimiento Popular Neuquino en su provincia.

El porteño PRO logró el triunfo en la Ciudad de Buenos Aires con la fórmula conformada por Diego Santilli y Gabriela Michetti; relegando al segundo lugar al representante de UNEN, Fernando Pino Solanas.

El actual senador Daniel Filmus quedó tercero y deberá dejar la Cámara alta.

El jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, logró un contundente triunfo en Río Negro y renovará su banca por seis años más acompañado por Silvina García Larraburu. En tanto, el Frente Progresista, representado por Magdalena Odarda, desplazó del segundo lugar al radicalismo, encarnado por el exgobernador Miguel Saiz.

En Chaco, Eduardo Aguilar y María Inés Pilati de Vergara, del Frente para la Victoria, resultaron electos senadores; y el exgobernador radical Angel Rozas ingresará por la UCR.

El senador Pedro Guastavino obtuvo su reelección en Entre Ríos, acompañado por Iugar Sigrid Kunath. El dirigente de la Federacion Agraria, Alfredo De Angeli, por el PRO, se quedó con la banca de la minoría.

El Movimiento Popular Neuquino, representado por el dirigente del sindicato petrolero Guillermo Pereyra y acompañado por Lucila Crexell, logró el triunfo; y en segundo lugar retuvo su banca el senador Marcelo Fuentes, revirtiendo la tendencia de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de agosto, en las que había salido tercero.

Rodolfo Urtubey y la diputada nacional Cristina Fiore lograron el triunfo para el FPV en Salta, mientras que el peronista disidente Juan Carlos Romero continuará en la Cámara alta, aunque quedará fuera del Congreso su compañera de bancada Sonia Escudero.

El Frente Cívico de Santiago del Estero, con la fórmula compuesta por el diputado nacional Daniel Brue y la senadora Ada Iturrez de Capellini, lograron el triunfo. La banca por la minoría le corresponderá a Gerardo Montenegro, del Frente Popular.

Finalmente, en Tierra del Fuego el triunfo también fue para el Frente para la Victoria y para los actuales diputados nacionales Rosana Bertone y Julio César Catalán Magni.

El senador por la minoría será el también diputado Jorge Garramuño, por el Movimiento Popular Fueguino.

El FPV incrementó su mayoría en la Cámara de Diputados por cinco bancas/escaños, garantizando la gobernabilidad en la Argentina

En segundo lugar quedó la UCR, el Partido Socialista y aliados, con el 21,36 por ciento; y el Frente Renovador (17,06) y el PRO (9,02), a partir de sus victorias en la provincia y ciudad de Buenos Aires en los comicios legislativos, en una elección que tuvo una participación del 79,26 por ciento de los electores inscriptos en el padrón.

“Es cierto, ha habido resultados locales muy importantes pero el Frente para la Victoria se vuelve a consolidar”, afirmó el vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo Amado Boudou, en tanto que el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, agregó: “El FPV ha incrementado su mayoría en la Cámara de Diputados por cinco bancas, garantizando la gobernabilidad en la Argentina”.

En las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 11 de agosto, el FPV había orillado con sus aliados el 28 por ciento a nivel nacional, lo que equivale a que en esta elección subió en más de cuatro puntos.

El triunfo del Frente para la Victoria a nivel nacional se apoyó en su desempeño en provincias en las que consiguió diferencias aplastantes por sobre las demás alternativas como Río Negro, Entre Ríos o Tucumán, aunque el 31,80 por ciento logrado en Buenos Aires le dio gran cantidad de votos por la importancia que tiene esta provincia en el padrón nacional.

En la provincia gobernada por el entrerriano Sergio Urribarri alcanzó el 46,56 por ciento de los votos mientras que la segunda fuerza, el Frente Progresista logró un 24,59.

En Río Negro, el kirchnerismo obtuvo un 50,74 por ciento de los votos mientras que el Frente Progresista sacó un 24,59 por ciento.

Otros de los puntos en los que el FPV se hizo fuerte fueron Tucumán, donde alcanzó el 46,87 por ciento de los votos y San Juan, donde obtuvo un 55,36 por ciento.

“El FPV ha incrementado su mayoría en la Cámara de Diputados por cinco bancas, garantizando la gobernabilidad en la Argentina” La mayor diferencia se produjo en Santiago del Estero donde el Frente Cívico por Santiago (aliado del kirchnerismo) logró un 74,79 por ciento de los votos, a los que pueden sumarse los votos del 5,08 por ciento que logró el FPV.

En tanto, la UCR y el Frente Progresista Cívico y Social se hicieron fuerte en Santa Fe, con el 42,52 por ciento; Mendoza, con el 47,64; Rio Negro, con el 24,59; Misiones, con el 26,89; La Pampa, con el 34,44; Tucumán con el 34,66 por ciento, y Buenos Aires, con el 12,28; a partir de tratarse de fuerzas históricas que tienen arraigo territorial en casi todo el país.

Por la UCR, el mendocino Julio Cobos dijo que ingresan “al Congreso de la Nación donde llevaremos nuestras propuestas para que se transformen en leyes”, del mismo modo que el socialista santafecino Hermes Binner remarcó: “Tenemos una propuesta para la Nación, que surge de nuestra práctica, una propuesta que cree en los valores de la producción y el trabajo”.

En contraposición, el Frente Renovador basó su caudal de votos en la provincia de Buenos Aires con el 43,59 por ciento; y el PRO, en la ciudad de Buenos Aires, con el 34,4 por ciento, pero también acumuló el 27,14 por ciento en Santa Fe, el 23,45 por ciento en Entre Ríos (con la Alianza Unión por Entre Ríos); el 14,45 por ciento en Córdoba; y el 19,26 en La Pampa.

A partir de estos resultados, el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y líder del PRO, Mauricio Macri, hizo un virtual lanzamiento de su campaña presidencial de 2015 y afirmó: “El PRO es la alternativa que nace en la Argentina y queremos representar a los argentinos que están hartos de que los gobiernen siempre los mismos”.

En tanto, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, dijo: “Aspiramos a salir de esa lógica vulgar que tiene la política de unos contra otros. El triunfo nos obliga a empezar a cruzar la frontera y recorrer la Argentina”.

(Principales fuentes consultadas: la agencia de prensa Télam y la cadena multiestatal teleSUR)

Anuncios