NSA

La escandalera que ha sido originada por la revelación de casos de espionaje o supuesto espionaje masivo a numerosos dirigentes europeos por parte de la NSA me ha llevado a recopilar información alternativa que apoye, de alguna manera, mi creencia de que ni Assange con el dichoso Wikileaks, ni Snowden ni el grupito Anonymous son verdaderas amenazas para el poderío estadounidense, y, en parte, el israelí, sino más bien costosas y bien planeadas maniobras de distracción masiva, pensadas para que la agenda yanquisionista nos sorprenda tarde o temprano con algunos puntos de la misma que casi no nos permitan reaccionar a tiempo y, por ende, poder repeler diversas suertes de agresiones internacionales seriamente comprometedoras de la paz mundial. Es decir, que el Imperio sí es el Gran Hermano, pero que el revuelo mediático con el que se nos atosiga es lo auténticamente sospechoso.

Como no es la primera vez que abordo este machacón asunto, trataré de ser lo más breve posible con la exposición de datos recogidos, más opiniones mías y de otros. Me baso, principalmente, en un artículo publicado en una web que, junto a otras fuentes, aparecerá enumerado al final de este post. Sé que, hasta donde sabemos, no se puede hablar de verdades y mentiras absolutas, pero con que hagamos trabajar mucho a nuestras neuronas sin desembocar en la paranoia tenemos bastante, creo yo.

Si nos fijamos con detenimiento en la misteriosa figura de Snowden, nos topamos con un tipo que ha dejado todas sus comodidades y ha roto con su statu quo para salir a gritar a los cuatro vientos del planeta algo que ya sabíamos desde hace mucho tiempo: el ciberespionaje, ya sea por parte del gobierno o por la de las corporaciones. El tema del ciberespionaje ya era harto conocido por todos, aunque no de manera muy oficial. Hasta el mismo Hollywood ha venido a lo largo de los años promulgando una cultura popular entre las películas de criminales el clásico: “es peligroso hablar por teléfono-podrían escucharnos”, tal cual el ejemplo de la película de “Uno de los nuestros”, la cual tiene ambiente de los años 50’s. Incluso el tema ya había sido expuesto en los 80’s por James Bamford en su libro “The Puzzle Palace”, donde expone la red de espionaje por parte de la NSA y la Operation Shamrock.

Se puede ver en Snowden a un misterioso chico que esta “preocupado por la humanidad” y no “podía más continuar con su labor que afectaba la seguridad y privacidad de las personas”, bueno, parece ser que no le importó ni un poco durante 4 años que llevaba laborando. Vemos en Snowden a un chico que deja su cómoda vida en Hawai, su novia y su salario de $200,000 USD al año, ademas de poner en peligro la vida de su familia por decir al mundo algo que ya se sabía desde hace mucho. Nos encontramos también con que Snowden ni siquiera tiene un titulo de preparatoria, pero que da la casualidad que la CIA decide tomarlo en sus filas a una muy temprana edad y después pasar a ser parte de la NSA y Booz Allen-Hamilton (intereses del Carlyle Group).

Surgen también muchas preguntas como las siguientes: ¿Cómo es que un personaje como Snowden logra burlar a la mayor agencia de inteligencia del mundo y escapar con tal documentación? ¿Cómo pretende luego escapar a Hong-Kong y después a Rusia, lugares que están plagados totalmente por agentes en pro de Estados Unidos y del cyber-espionaje?; ¿Cómo es que un medio tan concentrado por los intereses elitistas internacionales como The Guardian le da libre plaza a Edward Snowden?; ¿En realidad se está persiguiendo a Snowden?

Podría pensarse que a Evo Morales querían darle un buen susto con la excusa de la (falsa) protección de éste a Snowden, o que se quería poner en un aprieto a Rusia por concederle asilo político, tal como ocurriera con el caso Assange en la Embajada ecuatoriana en Londres (Opinión de El Revolucionario Escarlata).

Finalmente, tenemos al “fugitivo” de la “justicia” siendo apoyado por otro “fugitivo”, que es Julian Assange (¡a través de ABC News!). Da la casualidad de que también este otro “fugitivo” es toda una figura en los medios de comunicación globales y un heroico emblema de la “libertad de los pueblos”. ¿Cómo es que Snowden tiene contacto con Assange, quien a su vez es otro “fugitivo” de EU? ¿Cómo un fugitivo ayuda a otro fugitivo pasando desapercibidos por sus tan profesionales perseguidores? ¿Tan estúpido es EEUu para capturar a sus “enemigos”? Estas cuestiones han sido planteadas por algunos analistas de política internacional que no comulgan con las versiones oficiales de los grandes medios de comunicación globalizados.

Con Assange no existe mucho debate, ya que fácilmente se le puede desmentir y exponer como lo que realmente es. Además, los hechos hablan por si solos. Si un personaje como Julian Assange ha causado tantos problemas a USA y ha filtrado un sinnúmero de documentación importante (affaire Wikileaks) que expone los más profundos secretos del Imperio estadunidense y otros del mundo ¿cómo es que aún permanece en pie? y ¿por qué la prensa internacional y las organización mundiales lo alaban y mencionan tanto? Es obvio que si tienes un enemigo, lo ultimo que harías sería dejarlo crecer, tener espacio y plaza en los medios y cualquier otra parte publica. Por otra parte, ¿quién financia todos los movimientos de Assange?

Assange no ataca ni toca si quiera un poco las verdaderas cuestiones que realmente representan una amenaza para el mundo. Sólo se centra de una forma muy superficial en los gobiernos, dando informaciones y/o verdades a medias, desviando la atención o dirigiendo el curso de la agenda hacia otra parte y que con todo ello al final de cuentas solamente beneficiarán a quien realmente domina en el mundo, que es una élite financiera-económica, para la cual muy posiblemente él trabaje. Julian Assange se hace pasar por “héroe” y prófugo de la “justicia” estadounidense, pero quizás muy posiblemente colabore para ellos mismos. Incluso últimamente hasta ha creado su propio partido político en Australia.

En cuanto a Anonymous, se alega mucho que el movimiento “revolucionario” Anoymous representa los intereses de la CIA, pero la realidad es que no existe ninguna prueba oficial de ello. Sin embargo, no hace falta mucho análisis para reconocer de inmediato que Anonymous no es más que otra farsa promovida por el sistema, el cual se encarga de desviar la atención de los principales problemas que ocurren en el planeta.

Por tanto, no sería un disparate llegar a la más que lógica conclusión de que  la prensa internacional trata de vendernos un prototipo artificial hollywoodense de “luchadores por la paz y la libertad”, y muchos ilusos caen a veces en la emboscada de esta operación psicológica, pues se piensa que los individuos de Anonymous  están dando duros golpes al gobierno y las corporaciones, con lo cual sobra la movilización social a gran escala. Esta misma operación crea en las mentes de los realmente oprimidos de forma inconsciente una especie de auto-pacificación y/o conformismo, con el solo hecho de pensar que allá afuera Anonymous esta haciendo el trabajo y luchando por “causas sociales”.

Del mismo modo, cabría concluir que movimientos como el 15M o el Occupy Wall Street, en cuanto probables productos de retorcidísima ingeniería social, persiguen como finalidad última desmoralizar a las clases populares trabajadoras tras la decepción provocada por los fracasos de los citados movimientos. Se pensaría, así, que el injusto orden social ampliamente extendido por el planeta no tiene solución, y que los excluidos, faltos de asideros y referentes con consistencia, renunciarían al fin a la lucha revolucionaria (Otra opinión de E.R.E.).

Con Anonymous, la CIA decide crear un grupo “anónimo” via web, llamado Anonymous, para luego pre-fabricar auto-ataques artificiales en contra del mismo gobierno y las corporaciones para justificar después posibles reformas y/o políticas que apoyen y avancen en la agenda de la restricción y control sobre Internet. Todo con ello para frenar la verdadera libertad de expresión y acceso a la información por la web. 

En lo que se refiere a la figura de Bradley Manning, ésta está íntimamente ligada a la figura de Assange y a Wikileaks. Se trataría de más de lo mismo, puro fraude televisivo. Incluso investigadores como Ed Chiarini (experto en cambios faciales de identidad y ocultamiento), en una entrevista radiofónica en The Power Hour, lo asoció con la figura de Joshua Frederici, insinuando que las fotos presentadas de Manning eran el mismo Frederici pero hace muchos años. Luego esto pareció desmentirse; sin embargo, la extraña figura de Manning aún se encuentra envuelta en un halo de misterio.

Varios videobloggers estadounidenses desconfían de la figura de Ed Snowden así como la de Manning.  Hay quienes se preguntan, por consiguiente: ¿Dónde están las pruebas de que se encontraba preso? ¿Cómo es posible que Manning haya traspasado archivos ultra-secretos a Wikileaks si el mundo cibernÉtico y no cibernÉtico en tema de seguridad y espionaje se encontraba ya muy sofisticado? Si tanto se culpa a Manning por la filtración, ¿por qué no se dice nada de Wikileaks quien también debería compartir cargos? 

En definitiva, y es la última opinión mía por ahora acerca de estos temas, las derechas silencian demasiado lo que realmente saben o sospechan sobre el espionaje  a poderosos y a humildes ciudadanos de a pie, mientras que influyentes sectores de la izquierda avalan de alguna manera las tesis, ciertamente sobredimensionadas, de que Estados Unidos (básicamente) comete muchos fallos relacionados con sus sistemas de seguridad, vigilancia y control globales, y que organiza implacables cazas de brujas para capturar y “ajusticiar” a los “traidores” en quienes depositaron su más firme confianza.

Cansa un poco repetirse. Pero es lo que hay, tal y como está el patio.

Fuentes utilizadas:

Blog El Conocimiento Es Ahora

Anuncios