lk y rl

Con una conferencia y una marcha, la sociedad alemana rindió homenaje a la destaca revolucionaria y teórica del socialismo Rosa Luxemburgo, quien fue recordada en el marco del 95 aniversario de su muerte, que se ha cumplido el pasado 15 de enero.

Para rendir tributo a la reconocida marxista, el fin de semana anterior se realizó la XIX Conferencia Internacional Rosa Luxemburgo, en la que se reunieron personalidades de la izquierda alemana y especialistas, tales como Denis Goldberg, líder del Congreso de Demócratas y el economista Michel Chossudovsky.

En esta conferencia los participantes abordaron distintos temas históricos y de actualidad, todos ellos con el nexo común de plantear una alternativa definitiva al Capitalismo, al imperialismo y a sus guerras.

La fundadora del primer Partido Comunista Alemán además fue evocada con una marcha, a la que asistieron aproximadamente diez mil personas, quienes partieron del metro de Frankfurter Tor hasta el cementerio de Friedrichsfelde.

Con banderas rojas y pancartas pacifistas en la que se apreciaba el rostro de la socialista alemana, los miles de asistentes caminaron alrededor de una hora y media, para llegar al mausoleo de Luxemburgo, donde realizaron una ofrenda floral con rosas rojas, como símbolo de libertad, de justicia y de paz.

Rosa Luxemburgo vino al mundo el 5 de marzo de 1871 en la pequeña ciudad de Zamosc, ubicada en la parte de Polonia ocupada por Rusia, donde su padre se desempeñó como comerciante.

Pese a los prejuicios de la época y a la discriminación que las autoridades zaristas imponían en Polonia contra los judíos, logró estudiar una carrera universitaria. No obstante su militancia socialista la obligó a exiliarse a los 18 años en Suiza, donde terminó sus estudios de Derecho.

En 1893 participó en la fundación de la Social Democracia del Reino de Polonia y en el movimiento internacional de los trabajadores, al solicitar frente al III Congreso Internacional de Trabajadores Socialistas de Zurich un mandato para sí misma y para su partido, el cual le fue rechazado.

La joven luchadora social defendió la idea de que el socialismo debería emerger de un movimiento común, voluntario y consciente de todos los no privilegiados, lo que le valió ser encarcelada en varias ocasiones.

En 1898 se trasladó a Alemania, donde se unió al poderoso Partido Socialdemócrata de aquel país (SPD) y participó en diversos debates teóricos que se desataron desde la muerte de Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895).

Asociada con el teórico Karl Kautsky, Luxemburgo defendió la “ortodoxia” marxista frente al “revisionismo”, de Eduard Bernstein e hizo aportaciones teóricas originales en torno al imperialismo y al derrumbe del capitalismo, que creía inevitable.

Junto con Karl Liebknecht encabezó las protestas de los socialistas de izquierda contra la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y contra la renuncia del SPD al internacionalismo pacifista, por lo que fue detenida en 1915.

En la cárcel, Luxemburgo continuó con su labor de escribiendo y difundiendo su pensamiento y luego de conseguir su libertad, en 1918, puso las bases teóricas para la escisión de la Liga de los Espartaquistas, que fue transformada, en el Partido Comunista Alemán (KPD), el 30 de diciembre de 1918.

Dos semanas más tarde, el 15 de enero de 1919, la luchadora social fue detenida por los llamados “asesinos de uniforme”, quienes la interrogaron en el hotel Edén, de Berlín, donde fue tirada al suelo de un golpe y asesinada con un tiro en la cabeza, según relatos de la época.

 

 

Estados Unidos recuerda este 15 de enero el aniversario del nacimiento de Martin Luther King, una de las figuras políticas más importantes en la historia del país.

Martin Luther King es recordado como una de las figuras que marcaron el Siglo XX para bien. Recibió el Premio Nobel de la paz el 14 de octubre de 1964, convirtiéndose en la persona más joven en obtener el galardón con apenas 35 años. Luther King recibió el premio por liderar la resistencia no violenta al fin de los prejuicios raciales en Estados Unidos.

Desde muy joven manifestó una fuerza combativa en pro de la defensa de los derechos de la población afroamericana del país. Sin embargo, King se negó a utilizar la violencia en su manera de manifestar  y abogó siempre por la resistencia pasiva para cumplir sus objetivos.

Marthin Luther King fue asesinado el 4 de abril de 1968 de un disparo en la cabeza. Su muerte, durante un año de violentas protestas que circularon el mundo, provocó disturbios y manifestaciones en al menos 125 ciudades de Estados Unidos.

 

 

(Principales fuentes consultadas: La Crónica de Hoy y Venezolana de Televisión)

 

Anuncios