bulevar-burgos

Esto lo publicaron El Confidencia Autonómico y Qué.es hace escasamente dos días. Aquí nos hacemos eco de ello sin más animo que el de compartir información contrastada.

El grupo de Izquierda Unida en la ciudad castellanoleonesa- uno de los más activos en las protestas- llevaba en el programa electoral de 2011 propuestas muy similares a las que intentaba realizar el actual alcalde, Javier Lacalle.

Gamonal se ha convertido en los últimos días en el epicentro de todos los focos en nuestro país. Este barrio de Burgos se ha echado a la calle para protestar por la construcción de un bulevar, que no consensuó el Ayuntamiento de la ciudad con las partes afectadas. Los vecinos están en contra de una reforma que provocaba una reducción en el aparcamiento de los alrededores- con unos precios más altos- y las consecuentes pérdidas en los comercios próximos.

Las protestas de los vecinos del barrio de Gamonal han hecho que muchas de las formaciones políticas de la oposición se pongan del lado de los afectados, como es el caso de Izquierda Unida, que celebrara ayer (14 de enero, quiere decirse) por la tarde noche la paralización de las obras.

Sin embargo, el caso de Izquierda Unida es curioso. En su programa electoral dedicado a las elecciones municipales del año 2011, el posicionamiento de la coalición era bien diferente. El grupo solicitaba una ciudad “con aceras anchas”. “Se debe aumentar la conectividad, desde las calles estrechas y los callejones a los bulevares, con espacios de calidad que alienten el paseo“.

Además, se mostraba a favor de no “favorecer el tráfico rodado”.

El proyecto que tenía pensado el alcalde Javier Lacalle iba a incluir un carril bici. En ese texto electoral de hace tres años, IU apostaba por el “fomento de la bicicleta como medio de transporte alternativo y menos contaminante del vehículo privado”. Además proponían la “construcción de aparcamientos disuasorios” para que puedan dejar sus coches y conecten rápidamente con el transporte público.

Por último, los grupos de izquierdas del ayuntamiento de Burgos propusieron que los aparcamientos subterráneos fueran más baratos que los situados en superficie, para mejorar la circulación.

Mientras tanto, Izquierda Unida Burgos- como ha destacado el concejal del grupo en el ayuntamiento Raúl Salinero a ‘La República.es’- dice que su “intención es luchar para que Gamonal sea la chispa que arranque la revolución en todo el país”. Una situación, cuando menos, contradictoria, dirán algunos.

Anuncios