ucrania

Concretamente lo declaró ayer martes el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en referencia a las protestas que sacuden el segundo país más extenso de Europa.

“Tenemos información de que todo esto se está estimulando principalmente desde el extranjero. Resulta que estos promotores ni siquiera tienen en cuenta los intereses de la propia oposición ucraniana, ya que intentan incitarla a la violencia”, afirmó el canciller ruso.

“Preferiríamos que nuestros colegas europeos, algunos de ellos, no se comportasen de una manera tan impertinente respecto a la crisis ucraniana, cuando miembros de varios Gobiernos europeos se dirigieron a Kiev para participar en las manifestaciones antigubernamentales en un país con el que tienen relaciones diplomáticas. Es indecente y precisamente esto calienta la situación”, subrayó Lavrov.

“Cuando algo parecido tiene lugar en los países de la Unión Europea, nadie pone en duda la necesidad de tomar medidas firmes para poner fin a los disturbios y la violencia”, aseguró el ministro en referencia a las críticas que varios políticos europeos expresaron sobre la respuesta de las fuerzas del orden ucranianas ante las protestas. Insistió en que los problemas internos de Ucrania, igual que los de cualquier otro Estado del mundo, deben resolverse a través de un diálogo constitucional, sin intervención desde el exterior.

El pasado noviembre el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, no firmó el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea argumentando que no sería económicamente bneficioso para el país. Sin embargo, miles de personas salieron a las calles de la capital, Kiev, para exigir al mandatario y a su Gobierno que cambiase de postura o dimitiese. Las manifestaciones desembocaron en altercados violentos con la Policía, con numerosos heridos en ambas partes.

(Principal fuente consultada: RT)

 

 

Anuncios