ESTUPIDEZ, NO VALENTÍA: LA HORMIGA QUE RETA AL ELEFANTE

elefante y hormiga

Estados Unidos, a lo largo de los últimos veinte años y alguno más, se ha sentido todopoderosa superpotencia única, vencedora indiscutible de una Guerra Fría que tuvo, y todavía tiene, demasiado de caliente y poco de gélida.

La Unión Europea, por su parte, proyecto de construcción de un bloque regional capitalista en extremo, hija de las primeras Comunidades Europeas nacidas al calor de una época y de un mundo en que el modelo de “Estado del Bienestar” se planteaba en Occidente como la alternativa viable al socialismo triunfante en el centro y el este de un viejo continente profundamente dividido en los años no muy posteriores a la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, se aproximaba a la luz en el crucial año de 1992, con la firma del Tratado de Maastricht. Daba inicio una etapa difícil y aun tensa en el contexto de un nuevo orden planetario que surgía tras la desintegración del bloque antiimperialista encabezado por la Unión Soviética. La década de los noventa del siglo XX prometía no un largo y próspero período de paz  y estabilidad generalizadas, sino la unipolaridad impuesta por la expansión globalizadora del capitalismo sin florituras, esto es, del neoliberalismo que no permitía ni permite todavía resto alguno de socialdemocracia o de cualquier forma de rebelión frente a las tropelías de teóricos y prácticos de políticas antisociales hasta la médula.

La Rusia que emergía de las cenizas de un pasado traicionado por burócratas corruptos en connivencia con lo más siniestro de la inteligencia occidental estaba llamada, en principio, a servir ciegamente al nuevo amo mundial, el Imperio norteamericano, el mismo que haría de la UE en poco tiempo un títere alejado de una federación capaz de hacerle sombra, sobre todo económica, al más que nunca endiosado Tío Sam.

No son los golpes de baja intensidad ni las guerras de desgaste unas invenciones cocinadas en mentes paranoides que ven conspiraciones por doquier y en cualquier momento. La Albert Einstein Institution, con la cínica presencia de Gene Sharp y su maquiavélica mentalidad, nos demuestran que la estrategia nazi, hermanada con la yanqui, de idear guiones repetitivos con el propósito de desestabilizar gobiernos progresistas, busca desarticular regímenes y movimientos que desafían los planes usamericanos de extender y afianzar su poder en el globo terráqueo. La voz saqueadora de las grandes transnacionales del mundo desarrollado, aunque en crisis, exige su botín constantemente. Y es ahí donde la Federación Rusa es el duro palo en la rueda del carro de los matones de siempre.

Los tiempos de Gorbachev y Yeltsin fueron arrojados al vertedero de la oscura historia reciente; hoy un coloso (re)emerge y  parece imparable. Pero no hablamos de una amenaza en cierne a la seguridad y la paz mundiales. De todo lo contrario. El capitalismo ruso no es como una especie de Napoleón con “shapka” y bebedor de vodka. No es que sea exactamente encomiable, mas no es imperialista en el sentido político-diplomático ni tiene pinta de querer serlo. Por supuesto, no se permite ganar para sí un destino como el que tuvo la hoy desaparecida Yugoslavia.

El Presidente Putin, más listo y firme en sus decisiones de lo que lo fuera el Jefe de Estado que ahora es Primer Ministro de Ruisa, Medvedev, apuesta con firmeza por su país sobre la base de la consolidación de la soberanía y la independencia, sin ínfulas belicistas, y sin gazmoñería. Al Gigante ruso han querido desarmarlo y arrinconarlo, pero el Kremlin no acepta ser un satélite de USA y sus comparsas europeas. Echar abajo la URSS no salió todo lo bien que sus perpetradores maquinaron.

Ucrania se presenta ante la comunidad internacional como un aspirante patético a convertirse en el peor patio trasero de Moscú. Demasiados millones de dólares, tal como asevera el ex congresista republicano Ron Paul, han sido invertidos para tan innoble causa. La segunda Revolución Naranja volverá a fracasar como lo hizo su predecesora, que ni siquiera cuajó.

Washington y Bruselas utilizan los principales centros de poder y  las más sobresalientes organizaciones internacionales para intentar aislar a Rusia. No lo consigue, y, encima, la pragmática China se abstiene de condenar a la “condenable” nación euroasiática.

Crimea proclamó a los cuatro vientos el domingo 16 de marzo que la voz de los pueblos que creen en su sagrado derecho a la autodeterminación son imparables, máxime cuando los resultados conocidos por todos han hablado con la elocuencia con la que lo ha hecho la inmensa mayoría del electorado crimeo. Incluso a última hora una minoría étnica, la tártara, se posicionó a favor del separatismo de la histórica y famosa península, alejada geográfica y sentimentalmente de los neonazis golpistas que se hicieron, o eso creen los fascistas, con el control ucranio desde la mediática ciudad de Kiev.

Los hegemonistas medios de incomunicación se esfuerzan en presentar un escenario en donde los buenos son los malos y viceversa, como de costumbre en estos casos. Las sanciones propuestas por las decadentes potencias contra un país riquísimo en recursos naturales y humanos son un escupitajo al cielo, una suerte de tentativa de suicidio torpe e inoportuno que, de no dar marcha atrás, constituirá un revés gravísimo para sus propios promotores.

John Kerry, el bichillo marido de la Reina Salsera Heinz, hizo una vez más el ridículo al ponerse gallito con el Gobierno ruso, el cual sabe que en realidad tiene la sartén por el mango. “Gaspadín” Lavrov, brillante y hábil titular de Exteriores de la Patria de Alexander Nevski, ya le dijo a su homólogo gringo que no quedarán sin respuesta las amenazas de quienes se siguen creyendo los listos de la clase cuando solamente son los fanfarrones del queremos y no podemos. ¡Cuidado con los cortes del suministro de gas y petróleo! ¡Cuidado especialmente los oligarcas alemanes que fagocitaron a la extinta RDA!

La hormiga que chulea delante del elefante da mucha risa. Y, lo que es peor para ella, corre el serio riesgo de ser despachurrada por el paquidermo.

Se estrellan las palabras inútiles contra el muro de contención de la barbarie.

 

 

Anuncios

7 comentarios en “ESTUPIDEZ, NO VALENTÍA: LA HORMIGA QUE RETA AL ELEFANTE

  1. Compaeros un aporte:

    CON CRIMEA, VENEZUELA, LIBIA Y SIRIA, ANTIIMPERIALISTAS Y ANTIFASCISTAS, HASTA LA VICTORIA FINAL

    POR: ENRIQUE MUOZ GAMARRA (*)

    http://www.enriquemunozgamarra.org

    Ante todo, mi total solidaridad con el Referndum en la Repblica Autnoma de Crimea. Tambin con las resistencias antifascistas en Venezuela, Siria, Libia, etc. Sobre esto hay que precisar que la situacin internacional es absolutamente favorable a estos pases. No es un secreto para nadie que la ocupacin de Kiev ha removido el asunto geoeconmico, Rusia y China empiezan a divergir y acentuar en sus propias opciones. Es parte de las leyes econmicas que controlan el funcionamiento del sistema imperialista y que ahora los empuja a un agravamiento de sus contradicciones. Y en estas condiciones las cuatro caractersticas de la actual coyuntura histrica empiezan a acentuarse. Nos referimos a la debacle del dlar, las ansas de los espacios geopolticos por parte de Estados Unidos, la equiparacin de fuerzas y la carrera armamentstica que cada vez es muy intensa.

    En esto es bueno no olvidar los recientes hechos histricos:

    Primero, que el edificio unipolar ha venido diluyndose casi desde cuando se impuso, exactamente, desde finales de la ltima dcada del siglo XX (1995-1999). Esto es a raz de los remezones que empezaron a sentir sus experimentos en el sudeste asitico (tigres asiticos). Sabamos que se haba impuesto en 1991, tras la cada de la Ex URSS. Entonces su vigencia fue tan fugaz. Luego, con la gran crisis econmica de 2008 su situacin estaba complicada. En 2010 se hizo an ms aguda. A finales de ese mismo ao soport la ruptura de la alianza estratgica sino-estadounidense en lo econmico y, desapareci en ese mismo momento (2010), vapuleado por la gran crisis econmica y enterrada para siempre con la reaccin poltico-militar de Rusia y China a finales de 2011. Y, desde entonces sabemos que la estructura multipolar estaba en pleno proceso. Luego, esto se vio fortalecido, an ms, en el primer semestre de 2013 con la derrota de la lnea militar de desgaste del ejrcito agresor estadounidense en Siria, del que emergi un importante equilibrio de fuerzas en el mundo. Una situacin que el grupo de poder de Washington no soporto y trato de romperla el 03 de septiembre de 2013 al disparar dos misiles balsticos contra Damasco. Pero fueron tan milimtricas las defensas antiareas de Rusia y Siria que obligaron inmediatamente a este grupo criminal a desistir de sus infames propsitos.

    Segundo, que Mosc est harto de los incumplimientos de Washington de acuerdos preestablecidos. Como se recordar los incumplimientos han sido varios. Solo tres ejemplos: uno, cuando fue disuelta la ex URSS en 1989 y consecuentemente el Pacto de Varsovia. Dos, cuando pidieron a Rusia dejarle de asistir a Irn con los S-300 a condicin de que este asunto fuera tratado posteriormente en el mismo Consejo de Seguridad de la ONU y con condiciones desconocidas que luego indudablemente no fueron cumplidas. Tres, cuando le pidieron a Rusia se abstuviera en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU en el caso de la exclusin area sobre Libia. El primero motiv al avance de la OTAN casi a las fronteras de Rusia (Europa del Este y Asia Central). El segundo debilit el potencial de fuego de Irn. El tercero dio origen a la exclusin area sobre Libia, una agresin con saa y ventaja, que condujo a este pas en lo que es ahora realmente (colapsado). Toda esta patraa fue asimilada, con creces, por el actual presidente Ruso, Vladimir Putin, que califico a Estados Unidos, de un pas nada confiable. Particularmente sobre el tercer punto mi fuente dice lo siguiente: Dando este paso (reaccin contra occidente), Rusia pretende justificarse y recuperar su prestigio despus de la guerra en Libia. En aquella coyuntura bast que el embajador ruso renunciara a vetar en el Consejo de Seguridad la resolucin sobre la zona de exclusin area sobre Libia para que en este pas ocurriera lo que, afortunadamente, hasta ahora no ha pasado en Siria. Luego, Mosc exclamaba indignada que la haban engaado (1).

    Tercero, es bueno tomar en cuenta siempre, por lo menos en esta coyuntura, el siguiente dato: La poltica actual de Washington es mantener la supremaca militar en Asia, pero una carrera armamentstica con China podra hacer que la Guerra Fra nos pareciera una minucia. La economa de la Unin Sovitica representaba solo una cuarta parte de la de Estados Unidos cuando se produjo aquella carrera armamentstica. Si Estados Unidos entrara en un proceso serio de ese tipo con China, los estadounidenses podran olvidares de Medicare, la seguridad social y de la mayor de aquello en lo que el gobierno de Estados Unidos gasta su dinero (2).

    Cuarto, tambin lo voraces e insaciables que son las rapaces burguesas financieras de Estados Unidos que a pesar de que al final del circuito productivo o ensamblaje que se produce en China, aproximadamente, 55 centavos de cada dlar inmersa en cada producto que va al mercado internacional con la leyenda Made en China pasan a engrosar directamente a sus propias arcas, y aun as, fjense ustedes, hay descalabro econmico en Estados Unidos (3). Esto no es sino una muestra real e incuestionable de que este pas se ha convertido en un pas parasito que vive a expensas del resto de pases y, aun as, se atreve a acusar a Rusia y China de ser el causante de sus penurias econmicas.

    Y, quinto, lo sucedido el 09 de enero de 2014 cuando Estados Unidos fue remecido que hasta sus prensas enmudecieron, pues ese da el ejrcito chino (EPL) haba probado con xito el misil hipersnico WU-14 que se desplaza a una altura relativamente baja y rasante y con una velocidad rcord que se estima en 10 veces la velocidad del sonido, es decir ms de 12.000 kms por hora (Estados Unidos tiene un aparato semejante pero con menos velocidad), capaces de penetrar en los sistemas de defensa de misiles de este pas (Estados Unidos) y capaces de transportar cabezas nucleares. Fue una situacin algo parecida a lo que ocurri el 04 de octubre de 1957 cuando la URSS envo al espacio el Sputnik 1 el primer satlite artificial de la historia. Y. tambin como el 12 de abril de 1961 cuando Yuri Gagarin se convirti en el primer ser humano que viaj al espacio en la nave Vostok 3KA-3, ms conocida como Vostok 1. Por lo que con la prueba exitosa de este misil hipersnico WU-14 China pasaba a establecer su hegemona ofensiva en el campo de los misiles por delante de los Estados Unidos. Veamos el apunte internacional: La preocupacin del Pentgono radicara en que, segn los expertos, este tipo de misiles tendran la capacidad de invalidar toda tecnologa de deteccin e interceptacin antimisiles de EE.UU., estableciendo una hegemona ofensiva. Mientras tanto, China contina su decidido progreso militar, con la reciente puesta en servicio de un portaaviones, buques de asalto anfibio, cazas invisibles a los radares, aviones no tripulados y un sofisticado programa espacial (4).

    Entonces, ahora el asunto est bien claro:

    En que por un lado, mientras Estados Unidos ha agitado a los pases de Europa Occidental, sobre todo, a los pases del bltico incluyendo a Polonia, tensionndolos militarmente va la OTAN e incluso llevando el asunto al Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas para una Resolucin anti-Crimea, que este sbado (15 de marzo de 2014) fue vetada por Rusia; por otra parte, este pas (Rusia) ha puesto en mxima alerta sus tropas e incluso hizo una prueba de lanzamiento del misil balstico Topol-M este martes 04 de marzo de 2014 desde el polgono del Ministerio de Defensa ruso situado en la provincia de Astracn e impactado en territorio de Kazajistn, tambin envo una flotilla de aviones de combate a Bielorrusia para contener, en caso necesario, lo que hay en Polonia. Todo esto, no puede indicar otra cosa, sino, la certeza de que efectivamente existe en el plano internacional la equiparacin de fuerzas entre Estados Unidos, Rusia y China, que al parecer el grupo de poder fascista de Washington no quiere aceptar.

    Pero la historia es la historia. Aunque su avance no es en lnea recta, sino, zigzagueante, pero al fin y al cabo siempre ascendente, que en este caso nos estara poniendo en sobre aviso que la situacin internacional est definitivamente a favor de los pases que luchan contra el fascismo. Esto incluso a contracorriente de esa situacin explosiva y de agitacin fascista que hay actualmente en algunos pases. Y por eso decimos que el fascismo no pasar. En eso estamos bien claros. Absolutamente claros.

    NOTAS:

    1.- Los S-300 rusos y su influencia en la conferencia de paz sobre Siria. Autor: Dmitri Ksirev. Nota publicada el 31 de mayo de 2013, en: Ria Novosti.

    2.- Debera preocuparnos que China supere a Estados Unidos? Noticia aparecida el 29 de abril de 2011, en: spanish.china.org.cn

    3.- Polticas proteccionistas de EEUU hacia China daan sus propios intereses: Medios. Noticia publicada el 18 de agosto de 2012, en: spanish.china.org.cn

    4.- EE.UU. hace saltar las alarmas ante el imparable progreso militar de China. Nota publicada el 20 de enero de 2014, en: Rusia Today.

    (*) ENRIQUE MUOZ GAMARRA:

    Socilogo peruano, especialista en geopoltica y anlisis internacional. Autor del libro: Coyuntura Histrica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos. Su Pgina web es: http://www.enriquemunozgamarra.org

    Date: Tue, 18 Mar 2014 19:17:59 +0000 To: henry764@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s