banderas crimea y rusa

La Ucrania sometida al régimen neofascista de Kiev recibirá en breve, mucho me temo, “ayuda” económica y financiera norteamericana y europea. Empieza la atadura de manos del ilegítimo Gobierno brotado del golpismo y comienza a tejerse la durísima soga que estrechará la garganta colectiva del pueblo ucranio.

La Crimea ahora libre o liberada recibirá de las arcas rusas alrededor de 410 millones de dólares. Se espera que este pueblo peninsular obtenga más ventajas que inconvenientes en su flamante situación.

Mientras tanto, Moscú no baja militarmente la guardia, y hace muy bien, que el Imperio devora y no te respeta si juegas a la paloma blanca que ofrece ramilletes de olivo al incorregible gavilán.

La agencia RIA Novosti nos relata lo siguiente:

Rusia podría quedarse con la mitad de la Armada ucraniana tras la incorporación de Crimea, admitió hoy el excomandante de la Flota rusa del mar Negro (FMN) y en la actualidad jefe del comité parlamentario de defensa, almirante Vladímir Komoyédov.

“Ahora que se conocen los resultados del referéndum, podemos decir que los buques emplazados actualmente en Crimea, y es casi la mitad de la Armada ucraniana, en un principio constituirán formalmente las fuerzas marítimas de autodefensa de Crimea, para después incorporarse a la Flota del mar Negro”, declaró Komoyédov.

El almirante dijo que se trata de una veintena de buques, entre ellos las corbetas Lutsk y Ternopol, el buque de mando Slavutich y el submarinoZaporozhie, el único en el arsenal de Ucrania. La Flota del mar Negro, según él, se quedaría también con la amplia red de bases navales en Sebastopol y Donuzlav, el aeródromo Belbek, unidades costeras, así como polígonos terrestres y navales.

Anuncios