España va de maravilla, y Andalucía, pues no veas
España va de maravilla, y Andalucía, pues no veas

 

La pasta pesa lo suyo, a lo que parece.

A última hora se ha tenido conocimiento de que la Junta de Andalucía interpondrá ante el Tribunal Supremo un recurso de casación. Diego Valderas ha sido el que más visiblemente ha puesto el grito en el cielo por causa de una resolución del Tribunal Superior de Justicia andaluz que, según el ex coordinador general de IULV-CA, contradice decisiones judiciales anteriores.

Es de esperar que Greenpeace no sea la única organización considerada como defensora del medio ambiente que vaya a ejercitar las acciones legales oportunas. De momento, el “ambientalista” Alcalde del municipio de Carboneras, en cuyo término está sita la controvertida instalación turística habla de ponerse cuanto antes manos a la obra para reanudar la edificación del mamotreto.

Detalla 20minutos.es:

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictaminado que el suelo sobre el que se asienta el hotel de Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), es urbanizable, y que así estaba calificado en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata de 1994.

La sentencia revoca el nivel de protección que se le dio en la nueva norma aprobada en 2008 y subraya que le corresponde el nivel de zonificación D2 o “suelos urbanizables cuyo desarrollo no resulta a priori contrario a los valores del espacio protegido”.

La resolución de la Sección Tercera, que estima el recurso interpuesto por la promotora del hotel Azata del Sol, entra en contradicción con el fallo dictado por el Alto Tribunal en torno a la misma cuestión, en este caso en respuesta al recurso de Ecologistas en Acción, que dictaminó en firme en octubre de 2012 que el suelo es no urbanizable de especial protección.

El sector ST-1 consta como no urbanizable desde que el 23 de marzo la Junta lo publicó en el BOJAAsí, el sector ST-1 consta como no urbanizable desde que el 23 de marzo la Junta lo publicó en Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para, así, dar cumplimiento a otra providencia del Alto Tribunal andaluz que le instaba por segunda vez a ejecutar las resoluciones judiciales dictadas.

 

Anuncios