EL ALCANCE EXTRATERRITORIAL DEL BLOQUEO YANQUI ANTICUBANO VA A TOCAR A SU FIN

CUBA

No hagan caso de los gusanos resentidos anticomunistas que escriben en mierdosos periódicos que “para dejar atrás el viejo carrusel de la ineficiencia económica, la Asamblea Nacional aprobó ayer (sábado 29 de marzo) la nueva Ley de Inversiones Extranjeras.” No saben cómo seguir descalificando a un país con un IDH más elevado que el de muchos países no subdesarrollados. Ellos se burlan aunque son los burlados.

Con motivo del desplome del bloque socialista europeo Cuba tuvo que aceptar la colocación de capitales extranjeros, con Ministerio creado a tal fin y todo, con el objeto de compensar los problemas generados por la nueva situación comercial y financiera, situación agravada por el endurecimiento de las sanciones usamericanas contra la Isla, alentado mayormente por el lobby mafioso de los contrarrevolucionarios del sur de la Florida.

Las inversiones foráneas han estado durante este tiempo muy controladas, para no permitir una suerte de colonización y saqueo de recursos cubanos. Fue una decisión pragmática, pero justificada.

En este momento, en que la realidad económica global, marcada por el fracaso y la insostenibilidad crecientes de la neoliberal mundialización, se ha de reconocer que la anticubana y genocida agresión continuada económica, comercial y financiera mantenido por el Gobierno norteamericano con anacrónica mentalidad “Cold War” no beneficia a nadie, perjudica en exceso y, desde luego, por fortuna, no ha tumbado el sistema socialista de la República de Cuba.

Por ello, esta coyuntura ha sido favorable para que el Parlamento de la mayor de las Antillas haya dado luz verde a una atracción más notable de inversionistas del exterior, en forma de aprobación a una nueva norma con rango de ley que aspira, por lo menos en lo que se refiere a buenas intenciones, a dar el pistoletazo de salida a un efectivo y gradual desarrollo socioeconómico de la nación caribeña, sin quebranto de su soberanía y su independencia.

Nos ofrece más detalles la agencia británica Reuters:

La nueva ley reduce del 30% al 15% los impuestos sobre las ganancias de los inversores extranjeros y ofrece mayor protección legal. Para la mayoría de ellos se establecerá también una moratoria tributaria para un período ocho años. De esta manera Cuba busca eludir el enorme efecto negativo del bloqueo por parte de EE.UU., un cerco que de cesar dispararía el desarrollo de la economía isleña, creen los expertos.

Y para no perder sino ganar, muchos ya se preparan para un eventual cese del bloqueo. El ejemplo es el gran proyecto empresarial de Marina en el balneario cubano de Varadero, una instalación proyectada para atender el flujo de turistas y yates una vez se derrumbe el muro entre La Habana y Washington. La prensa ya ha publicado visitas de delegaciones belgas, de empresarios franceses, ahora viene una delegación importante de empresarios brasileños.
Y Cuba está lista para ofrecer a EE.UU. también su sabor más auténtico. “Havanista es el mismo ron de 7 años que se vende, la única diferencia es la etiqueta, es una nueva marca que pertenece a Havana Club. Es el mismo ron con el mismo sabor, el mismo aroma, la misma producción… El propósito de lanzar Havanista fue destinarlo al mercado de EE.UU, porque por el embargo no podemos vender Havana Club allá, entonces una vez que se elimine ese embargo, se podrá vender Havanista”, explica Grethel Perdomo, jefa del departamento comercial del Museo del ron.

Así, el más emblemático de los rones cubanos, aunque con el nombre cambiado, está listo para conquistar el mercado estadounidense, que consume el 40% de la producción de estas bebidas y en el que los directivos de la empresa ronera consideran que, solamente a corto plazo, podrían vender un millón de cajas.

Los expertos coinciden en que las relaciones comerciales reactivadas y nuevos flujos de dinero sanearían la economía isleña. Algo que las autoridades cubanas también pretenden lograr con la introducción de la actualizada Ley de Inversión Extranjera que proporciona muchas bonificaciones a los inversores foráneos.

La nueva Ley de Inversión Extranjera va a romper prácticamente con la situación del bloqueo fuera de los EE.UU.

Los beneficios que traería el fin del bloqueo económico para ambas naciones son indiscutibles. Según cifras de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, se estima que las pérdidas para el país norteamericano en el comercio con Cuba alcanzan hasta los 1.200 millones de dólares anuales, un importante mercado por desarrollar.

Para Gary Silversmith, presidente de Inversiones P&L, Cuba representa una enorme oportunidad comercial. Resalta que el mayor motor económico es la industria del turismo, en la que los estadounidenses no tienen virtualmente ninguna participación. Los proveedores de la industria vacacional están ansiosos por entrar en el mercado y esperan que los cambios en la legislación cubana también proporcionen mejores condiciones para la inversión extranjera.

No son sólo empresarios, sino también ciudadanos estadounidenses los que apoyan la medida. Un estudio del Consejo Atlántico plantea que un 56% de la población estadounidense está de acuerdo con la normalización de las relaciones con la nación caribeña y más del 60% de los norteamericanos apoya que aumenten las empresas que hacen negocios con Cuba. Muchos factores parecen indicar que los días del embargo, entre Estados Unidos y Cuba, así como los del bloqueo, de efectos extraterritoriales, están contados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s