V.Y.

“No se debió permitir que unos bandidos impusieran su voluntad a 45 millones de ucranianos con el consentimiento silencioso de la oposición y de la Unión Europea”, afirmó el presidente depuesto de Ucrania, Víktor Yanukóvich, en una entrevista a la agencia norteamericana Associated Press ( AP) y a la cadena rusa NTV.

El mandatario depuesto dijo que las elecciones presidenciales de Ucrania, previstas para el próximo mes de mayo, serán ilegítimas. Según sus palabras, no tendrán ningún beneficio para la sociedad ni el Estado, y solo desestabilizarán aún más la situación. “Los comicios serán ilegítimos porque las autoridades actuales no gozan de legitimidad”, aseguró Yanukóvich, que opina que antes de las elecciones es necesario realizar una reforma constitucional.

“Después de la reforma constitucional habrá que celebrar elecciones parlamentarias o presidenciales. La prisa en la decisión sobre la celebración de las elecciones presidenciales es una manera de desestabilizar aún más la situación en el país, y cualquier desestabilización en esas circunstancias conlleva una gran amenaza de escisión social, incluso una posible división del Estado”, señaló Yanukóvich.

Sin embargo, Y. considera una tragedia que Crimea aprobase en referendo su anexión a la Federación Rusa y espera que dicho territorio se reincorpore algún día al Estado ucraniano, por lo que añadió que espera poder persuadir al presidente ruso Vladimir Putin para que que discuta las condiciones bajo las cuales Crimea podría regresar a la soberanía ucraniana.

Lo “curioso” es que las grandes agencias de noticias, todas ellas de sesgo clara o veladamente antirruso, reproducen o comentan las palabras de Yanukóvich respecto a lo sucedido con la famosa península (ya desde sus titulares), pero omiten lo de los sinvergüenzas (y fascistas en su mayoría) que se han hecho con el poder en la nación ucrania. Es lo de siempre, no vale la pena repetir valoraciones.

Vivimos en la era de la desinformación globalizada frente al periodismo antihegemónico.

Anuncios